Print Friendly, PDF & Email

El presidente de Paraguay, Fernando Lugo, presidió este lunes un acto donde entregó indemnizó a algunas de las víctimas de la dictadura militar del general Alfredo Stroessner, quien gobernó con mano de hierro entre 1954 y 1989.


Lugo canceló cheques por un total de 13 mil millones de guaraníes (3,2 millones de dólares) como indemnización a sobrevivientes y familiares de 150 personas víctimas del llamado «stroessnerismo».

El evento tuvo lugar en la sede del Ministerio de Hacienda de la República de Paraguay.

Más de 20 años tuvieron que pasar las víctimas y sus familiares para que el Estado pudiera indemnizarlas por las violaciones de los derechos humanos, ocurridas bajo el régimen Stroessner. Es en el primer año de gestión del actual presidente (2008), que se remuneró a más de mil personas con la entrega de 18 millones de dólares.

En el Gobierno del entonces presidente Nicanor Duarte, del Partido Colorado, se dio inicio a las indemnizaciones ordenadas por el Congreso en 1994, que fueron demoradas debido a la falta de presupuesto.

El ministro de Hacienda de Paraguay, Dionisio Borda, manifestó que la compensación material no repara los daños que ocasionó el régimen de Stroessner.

No obstante, es una forma de «no borrar la memoria histórica del país», dijo el funcionario.

«A pesar de la crisis mundial sin precedentes y de la sequía severa que castigó a la economía, este Gobierno no ha escatimado esfuerzos y ha hecho lo posible para cumplir con su obligación con víctimas y herederos», afirmó Borda.

La Defensoría del Pueblo es la encargada de inscribir y verificar a todos los sobrevivientes de los abusos y violaciones de derechos humanos, incluyendo sus familiares directos, para luego establecer diferentes escalas de indemnizaciones.

La organización no gubernamental (ONG) Verdad y Justicia, encabezada por monseñor Mario Melanio Medina, publicó en 2008 un libro de más de 4 mil páginas con el resultado de las investigaciones sobre las violaciones a los derechos humanos, el cual concluyó que la dictadura exilió a 1 millón 500 mil paraguayos por razones políticas y económicas.

Asimismo, denunció que apresó ilegalmente y asesinó a 336 políticos opositores, cuyos restos mortales continúan desaparecidos.

Ananías Maidana, víctima de la dictadura manifestó que desearía que «el Estado se encargue del tratamiento, hasta el último momento de la existencia, de estos que quedaron mal como resultado de este criminal represión que se hizo durante tantos años a nuestro querido pueblo».

Verdad y Justicia responsabilizó a Stroessner por casos que se produjeron en el marco del Plan Cóndor, convenio de dictaduras militares de Suramérica que contó con el apoyo y asesoría de la Agencia Central de Inteligencia de Estados Unidos (CIA, por su sigla en inglés).

El Plan Cóndor se convirtió en una organización clandestina para la práctica del terrorismo de Estado y su objetivo, según algunos documentos desclasificados, era acabar e impedir la expansión del «comunismo» en el Cono Sur.

Unas 15 mil  personas todavía esperan la indemnización.

Tags:
About Author: asbaeza