Print Friendly, PDF & Email

TEGUCIGALPA, 9 de noviembre.— El Frente Nacional contra el Golpe de Estado en Honduras denunció hoy la actitud cómplice de Estados Unidos, que maniobró para dilatar la crisis y ahora pretende reconocer las elecciones bajo el régimen golpista.

En un comunicado circulado este lunes, declaró el Frente que el acuerdo Tegucigalpa-San José, firmado bajo los auspicios de Washington, forma parte de la estrategia norteamericana para retrasar la restitución del orden institucional.

El pacto entre representantes del Gobierno constitucional y el régimen golpista, rubricado el 30 de octubre, dejaba en manos del Congreso la reposición del presidente legítimo, Manuel Zelaya, aunque no establecía fecha para su retorno al poder.

Pese a no haberse revertido el golpe, ni solucionado la crisis política, el embajador estadounidense en Honduras, Hugo Llorens, expresó su apoyo a los comicios del 29 de noviembre, y dijo que estos devolverán al país al camino de la democracia.

El Frente Nacional contra el Golpe de Estado manifestó su desconocimiento a un proceso electoral impulsado por el régimen usurpador y que carece de legitimidad y garantías de transparencia.

Hoy el aspirante independiente a la presidencia Carlos H. Reyes presentó su renuncia ante el Tribunal Supremo Electoral por considerar que las condiciones en el país, tras la asonada, no permiten unas elecciones libres y transparentes. (PL)

About Author: asbaeza