Print Friendly, PDF & Email

Expropiado de jornada

Gloria Muñoz Ramírez

La lucha de las comunidades nahuas de la región cholulteca de Puebla por el agua no terminó el 15 de febrero pasado con la irrupción de la Guardia Nacional y de la policía del estado a la empresa Bonafont la cual hasta ese momento estaba tomada por los pueblos afectados debido a la extracción ilegal de un millón 640 mil litros diarios de sus tierras.

El gobierno decidió apoyar a la compañía de origen francés y retomó para ella las instalaciones ubicadas en el municipio de Juan C. Bonilla, cuyo presidente municipal, José Cinto Bernal, anunció que Bonafont volverá a operar como distribuidora del vital líquido embotellado, decisión que fue rechazada por Pueblos Unidos, organización que agrupa a quienes se oponen al despojo.

El anuncio del alcalde implica que continúe el saqueo en otros territorios, así como que se almacene y se distribuya desde su municipio, lo cual, indican desde Puebla, «es una violación a nuestra libre autodeterminación» que no se permitirá.

Durante seis meses, en las instalaciones de la empresa, las comunidades organizadas levantaron proyectos de agroecología, salud comunitaria, cooperativa de mujeres, una biblioteca y sus medios de comunicación. Hoy, afirman, seguirán oponiéndose a que ese espacio «vuelva a ser un lugar de muerte».

Precisamente hace un año, en la región cholulteca y de los volcanes descubrieron la formación de un socavón como consecuencia, señalaron, de la extracción masiva del agua. Se formó un hueco de más de 118 metros de diámetro y 45 metros de profundidad en tierras de cultivo, a dos kilómetros del sitio donde por más de 29 años la embotelladora Bonafont-Danone extrajo el líquido.

«La tierra nos dio la razón: no es posible continuar con el saqueo», advirtió Pueblos Unidos.

Empresarios y gobiernos saben ahora que las comunidades no permitirán la extracción, el almacenaje ni la distribución desde Juan C. Bonilla. La compañía tiene que irse. En tanto, ya se levanta un nuevo espacio comunitario para continuar la construcción de su autonomía. El lugar se llama El Amate y desde ahí retomarán su proyecto de vida.

desinformemonos.org

Tags:
About Author: asbaeza