Print Friendly, PDF & Email

Expropiado de jornada

Sergio Ocampo Arista
Corresponsal
Periódico La Jornada
Lunes 17 de enero de 2022, p. 25

Chilpancingo, Gro., La asamblea regional de la casa de justicia de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias-Policía Comunitaria (CRAC-PC) de El Paraíso, municipio de Ayutla de los Libres, en la Costa Chica de Guerrero, integró a las mujeres a su sistema de justicia con la advertencia de «cero tolerancia a los feminicidios en los 27 pueblos que conforman el territorio comunitario».

En entrevista, Celestino Peláez Chávez, coordinador de la casa de justicia, expuso: «La postura es no permitir más feminicidios y evitar toda la violencia contra las mujeres, porque hay tres casos que están llevando un proceso de reeducación, el de El Coyul, El Charco y el más reciente, el de Coxcatlán San Pedro (donde un joven mató a su esposa a machetazos), que no van a quedar impunes».

Explicó que en ocasiones los culpables de algún delito interponen amparo. «Nos llega la notificación de que se ponga libre al que lo cometió, debido a que no hay un reconocimiento a la libre determinación de los pueblos indígenas porque no se ha reconocido la reforma; además, el gobierno no reconoce el sistema de justicia de la CRAC y dicen que es una privación ilegal de la libertad».

Recordó que en el convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo y en la Constitución Mexicana se estipula la libre determinación de los pueblos indígenas, por lo que «hay fundamentos para impartir justicia con las personas que incurren en un delito».

Peláez Chávez agregó: «Hasta ahora no hay muchos avances; por eso hacemos un llamado a que la gobernadora (Evelyn Salgado Pineda) voltee a ver a las comunidades indígenas, que están muy desamparadas en materia de impartición de justicia; no tenemos recursos».

Sobre la asamblea realizada el sábado, en la cual la casa de justicia de la comunidad de El Paraíso integró a las mujeres a su sistema, comentó: “Su participación es resultado del aumento de violaciones contra ellas, como sucedió en Coxcatlán San Pedro.

Reconoció que en varias comunidades «hay mucha violencia intrafamiliar y se trata de prevenirla. Antes las mujeres casi no tenían participación en las asambleas, a excepción del poblado de San Felipe, donde fungen como policías comunitarias y coordinadoras, y en la actualidad previenen muchos delitos, por lo que son importantes en materia de impartición de justicia».

En la asamblea fue presentado Roberto, de 19 años, quien el primero de enero, al terminar un baile en Coxcatlán San Pedro, confesó que había matado a machetazos a su pareja, Angelina, de 18 años.

El abogado Rogelio Téliz, del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, leyó el acta de sentencia acordada por la asamblea del pueblo de Coxcatlán San Pedro.

«Pablo N y María Félix N, papá y mamá de la hoy occisa, quieren que el asesino se quede de por vida detenido y que sea en el sistema de la CRAC-PC, debido a que el homicida es de una comunidad que pertenece a la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero y en ese sistema no hay una regla para los detenidos y puede que lo liberen antes de que sea castigado».

Al final de la reunión surgieron dos propuestas: que se encarcele al asesino 25 años o que sea sentenciado a cadena perpetua; ambas serán discutidas y analizadas en los 27 poblados de la Casa de Justicia de El Paraíso y luego se convocará a otra asamblea para dar a conocer el acuerdo.

Tags:
About Author: asbaeza