Print Friendly, PDF & Email

Expropiado de cydnoticias

Por: Dulce García

Félix Salgado Macedonio es el político más polémico del momento. Tras las denuncias por acoso y violación que ostenta, una investigación del medio EMEEQUIS, revela un oscuro trienio del puerto de Acapulco cuando fue alcalde entre 2005 y 2008. Al autonombrado Toro sin cerca, en aquel entonces, lo conocían como El Señor de los Table (dance).

Julieta Fernández, diputada local en Guerrero del 2012 al 2015, recuerda a Salgado Macedonio como alcalde de Acapulco, rodeado de mujeres guapas y jóvenes, algunas muy jóvenes, quienes al entrar a su despacho era común ver a unas 30 o 50 a su alrededor.

En aquellos años, recuerda Julieta, la prostitución infantil que hoy existe escondida en el puerto era visible y a plena luz del día, gracias a la tolerancia del entonces presidente municipal.

Periodistas veteranos locales, hablaron para Emeequis sin revelar su identidad por temor a represalias, cuentan que en los tiempos del Acapulco macedoniano, él autorizó recursos públicos para pavimentar la zona roja del puerto.

En sitios de table dance como Foxy’s, Maxim o Platinum, conseguir una niña o un niño era sencillo, había un modus operandi en donde a los menores los ocultaban en cibercafés tolerado por la policía.

En aquel tiempo, a tres calles de la casa de Felix Salgado Macedonio, se encontraba “La Quinta Rebeca”, en el fraccionamiento Marroquín. El prostíbulo era una zona de tregua, protegido por las autoridades municipales, en donde convivían policías y narcos. Felix Salgado siendo vecino del sitio y alcalde de Acapulco, jamás lo clausuró.

En aquel tiempo, se decía que las bailarinas más guapas que se desnudaban y se prostituían en el bar Tabares, cobraban sueldos de aviadoras en la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco.

Coinciden todos los entrevistados en la complicidad del entonces alcalde Félix Salgado Macedonio con los table dance y el lujoso antro de prostitución “XXXoticas” propiedad de los hermanos de los Beltrán Leyva, y durante su periodo como alcalde, nadie se atrevía a multarlo, menos a clausurarlo.

Un año después de que Salgado Macedonio dejó la presidencia municipal de Acapulco, en 2009, un operativo federal los sorprendió. Los agentes encontraron fusiles de asalto AK-47, granadas, armas cortas, droga, celulares y radios. También esclavas sexuales bajo el yugo de sicarios.

Al día siguiente del operativo, la Secretaría de Seguridad Pública federal presentó a los ocho detenidos. El table dance era propiedad de Édgar Valdez Villarreal, “La Barbie”, quien desde el trienio macedoniano, actuaba como el dueño de Acapulco, cuatro años impune.

Juan Manuel Estrada, señala que en el Acapulco de 2005 a 2008 era imposible ir tras giros negros, trata de personas, prostitución infantil. Señala que ni siquiera él se atrevía a llamar a la policía municipal, ya que había instrucciones de ir contra los denunciantes, no contra los criminales.

Juan Manuel Estrada, también nominado en 2018 al Premio Nobel de la Paz, no oculta su enojo: el municipio se enriqueció del turismo sexual internacional. Esos años, esa administración (la de Felix Salgado Macedonio), es el reflejo de lo peor que tenemos como país, y como premio ahora, quiere ser gobernador.

Conoce la historia completa de Oscar Balmen, publicada en EMEEQUIS, aquí

Tags:
About Author: asbaeza