Print Friendly, PDF & Email

A 25 años de la conformación del Congreso Nacional Indígena, una delegación recorre Europa para hermanar las luchas por el futuro de la humanidad. Al acompañar la Travesía Zapatista a un viaje histórico, protestan frente a las empresas que despojan sus territorios desde Europa

Por Daliri Oropeza

Tomado de piedepagina

La noche que el Congreso Nacional Indígena decidió entrar al juego de la política electoral, estaba por cumplir 20 años. La comandancia del Ejército Zapatista de Liberación Nacional se lo propuso a una delegación. Una idea que irrumpió la asamblea ese 2016, pero al mismo tiempo abrió la posibilidad de imaginar que, en momentos arrasadores para los pueblos indígenas en México, faltan cosas por hacer.

De este proceso, el CNI se fortaleció. Nació el Concejo Indígena de Gobierno, en la misma asamblea constitutiva eligieron a Marichuy como su vocera, realizaron un viaje por 27 estados del país para escuchar a los pueblos, sumaron a la red más de 10 pueblos organizados, para conformarse en 523 comunidades, de 25 estados y de 43 pueblos. Abrieron su estructura a colectividades urbanas e internacionales. Y ahora que cumple 25 años, una delegación recorre Europa.

El diagnóstico, después de recorrer todo México es que la urgencia por reconstruir lo destruido por el capitalismo y la lucha por la vida, están en todas las lenguas y en todos los sectores sociales.

“En estos 25 años aprendimos que es la lucha por la vida nuestra palabra colectiva y que como desde hace más de 500 años, los despojos de nuestras tierras, cultura y formas de vida nos duelen, nos llevan a organizarnos y a luchar. Hoy, el despojo y la explotación capitalistas hechos guerra, son para llevar a cabo grandes y peligrosos megaproyectos que siembran la muerte en todas las geografías indígenas de México, y con el imperio de la violencia buscan garantizar las ganancias de las bandas criminales y de la red económica y política que los sostiene”, escriben en un comunicado.

Es muy simbólico que la primera vez que el EZLN salió de Chiapas fue para la Asamblea constitutiva del CNI en 1996. La comandanta Ramona llegó a la marcha que desembocó al Zócalo, después de una controversia a nivel nacional de que los guerrilleros clandestinos podrían salir de la selva.

Ahora en 2021, que las zapatistas salen de México, la red del CNI acepta de nuevo la provocación zapatista (por acuerdo de asamblea) y recorren junto con La Extemporánea la Europa Insumisa renombrada por Marijose del Escuadrón 421 como Slumil K’ajxemk’op.

Viajan 16 delegadas del pueblo maya de Yucatán, Campeche y Quintana Roo; Popoluca de Veracruz; Biniza de Oaxaca; Purépecha de Michoacán; Rarámuri de Chihuahua, Otomí de la Ciudad de México y Nahua de Jalisco, Puebla, Michoacán y Morelos. Buscan la hermandad entre las luchas de los pueblos. “Vemos a la Europa rebelde, de abajo y a la izquierda; y escuchamos su palabra que es también la lucha por la vida”.

Lo primero que hacen al aterrizar en Austria (donde está el penacho de Moctezuma) es una consigna: ¡Zapata vive! e inmediatamente después: ¡Samir vive!.

“Venimos a encontrarnos, venimos a hermanarnos, a escuchar, a conocer estas otras luchas, a abrazarnos, a decirnos entre nosotros que no estamos solos, que no estamos solas. Que hay esperanza porque ahí están los ejemplos de los pueblos que estamos en lucha, len México y en el mundo, estamos en resistencia, a eso venimos”, asegura Ángel Sulub, delegado del CNI maya peninsular del Centro Comunitario U kúuchil k Ch’i’ibalo’on, en Chan Santa Cruz.

Ángel ha narrado el caminar del CNI en Europa a través de la página de la campaña U Jeets’el le Ki’ki’kuxtal. La delegación del CNI protestó frente a la sede de la empresa alemana Heckler & Koch, con cuyas armas fueron atacados por la policía los normalistas de Ayotzinapa. También el niño Hidelberto Reyes en la comunidad de Santa María Ostula fue atacado con un arma alemana. También participó en una manifestación sobre el río Spree contra el megaproyecto Tren “Maya” y los proyectos capitalistas.

Ha sostenido diálogos, reuniones, encuentros con colectivas de diversidad sexual luchan contra la discriminación, con colectivos de migrantes en la pinta de un muro, colectivas de trabajo comunitario autónomo con pueblos, con comunidades de grupos autóctonos como la comunidad Romaní, comunidades de migrantes de Abya Yala, diversas cooperativas, en la Huelga Climática, hasta con Greenpeace.

El CNI asegura que es abajo donde suceden las cosas que definen el futuro, donde comienzan a sanar la tierra y los pueblos después del desastre mundial. Donde las cosas realmente están sucediendo. Y lanza una convocatoria: reuniones, foros, conferencias y actividades para hacer una reflexión profunda y culminar con una asamblea el 12 de octubre de 2022, y buscar una respuesta a la pregunta ¿Qué sigue?

Estas son cuatro entrevistas a cuatro integrantes de la delegación que ahora recorren Europa:

Ángel, del Centro Comunitario U kúuchil k Ch’i’ibalo’on

(Entrevista llegando a Europa Insumisa)

Fuimos mandatados por la asamblea del CNI para traer la voz de los pueblos de México, de los pueblos que están en lucha, de los pueblos que están resistiendo, tramos su lucha, traemos sus dolores, la rabia de todo lo que está ocurriendo en los territorios de nuestros pueblos indígenas de México.

Traemos la esperanza, traemos la llama zapatista de la libertad, la llama zapatista de las autonomías y de los mundos que queremos, que queremos construir colectivamente. Con los pueblos originarios, pero también con otros pueblos o comunidades que se encuentran en la ruralidad o la urbanidad. En las ciudades de esta Europa donde también se lucha contra este enemigo común, que es el sistema capitalista que está acabando con los pueblos.

Venimos a compartir la palabra de nuestros pueblos, pero también venimos a denunciar lo que está sucediendo en nuestros territorios. Contarle a los y las compañeras este despojo sistemático de nuestros pueblos, territorios, la discriminación estructural, el racismo, por parte de los gobiernos y las empresas, muchas de acá.

Denunciamos esta situación cada vez más grave de guerra contra los pueblos de México, esta situación tan grave que se está viviendo porque nos están matando. Hay una guerra que busca el exterminio de nuestros pueblos.

Hay otras formas de matar la esencia de los pueblos que es quebrar o quebrantar o desaparecer las formas comunitarias de vida, las estructuras comunales, las formas de vida colectiva de los pueblos, estas formas que nos acercan a la tierra, a la vida. Estas formas de vida comunitarias, colectivas y solidarias. Es muy grave porque desaparece la esencia de los pueblos.

Venimos a decir que seguiremos en resistencia, en lucha, que como dicen los compañeros zapatistas y nosotros asumimos: No nos conquistaron porque aquí estamos porque seguimos hablando nuestras lenguas, porque seguimos vivos, en nuestras comunidades, viviendo como nos ha enseñado nuestros ancestros.

También venimos a decirles a los compañeros acá que no están solos, que no están solas. Vamos a denunciar la imposición de megaproyectos a nivel nacional.

Esperamos de esta travesía, fortalecer las luchas. Hacer crecer esta llama de esperanza por toda la humanidad. Venimos a fortalecer nuestro espíritu, el espíritu de los pueblos. A compartir esa llama y hacerla crecer para que las luchas y resistencias sean cada vez más fuertes.

Para los pueblos mayas peninsulares esta travesía por la vida, iniciativa zapatista es esperanzadora, es una iniciativa totalmente revolucionaria. Es un planteamiento al que nos invitan de articular las luchas, encontrar aquello que nos une para poder juntos y juntas destruir el sistema capitalista que lleva a la humanidad a un precipicio, a un desastre, aun colapso.

Estamos a tiempo aún porque estamos vivos, porque habitamos este planeta, porque aún tenemos agua, porque aún tenemos ceibas, y necesitamos protegerlas. Proteger toda la naturaleza, la madre tierra que nos da la vida, alimentos, nos protege en nuestros territorios.

Es quizás la última oportunidad que tenemos como humanidad de salvarnos de este desastre al que nos ha conducido el sistema capitalista, como comentamos en el CNI.

Haremos todo lo que nuestro corazón nos diga, honrando la memoria de quienes ya no están con nosotros y nos dieron el ejemplo de lucha. Ahí está nuestra compañero Samir y muchos más asesinados, desaparecidas, la gente que ha dado su vida para honrar el territorio. También estamos aquí para esas memorias, traemos con nosotros la fuerza de nuestros muertos.

Isabel, de la Comunidad Otomi Residente en la Ciudad de México

(Entrevista previo a salir rumbo a Europa Insumisa)

Esperamos y tenemos muchas esperanzas en este viaje que vamos a hacer. Es la travesía por la vida, esperamos un futuro, un mundo un futuro, una madre tierra, donde ya no la estén matando. Tenemos muchísimas esperanzas de que esta travesía vamos a lograr muchas cosas.

Vamos a lograr tener un mundo mejor, un mundo donde quépamos todos, donde no haya una diferencia. Donde haya humildad. Nos veamos que todos somos iguales, que la madre tierra no hace distinción, que la madre tierra nos da de comer, de ella vivimos y de ella somos.

Esta travesía que estamos haciendo hoy es para escucharnos, para poder ser hermanas y hermanos, porque nuestra luchas es por la vida. Nosotras y nosotros sabemos que si no defendemos la madre Tierra, se acaba ella y se acaba todo ser humano que vive en el planeta. Esa es nuestra esperanza, es nuestra lucha y lo que esperamos de esta travesía.

Maricela, de la Comunidad Otomi Residente en la Ciudad de México

(Entrevista previo a salir rumbo a Europa Insumisa)

Esta visita es mucha responsabilidad, llevamos la voz de todos los pueblos no solo de mi comunidad, lo que nos impulsa es esta gran lucha que se está llevando en todos los pueblos contra estos megaproyectos que se están formando por diferentes pueblos ante la destrucción que viene.

Nosotros como comunidad y pueblo estamos viendo que la mayor parte de las minas, gasoductos, megaproyectos vienen de Europa. Entonces es también es muy importante que ellos sepan cómo nos afectan de este lado, cómo contaminan nuestras aguas, nuestras tierras, que sepan que nos están matando.

Que lo sepan. Duele por años, es el despojo, el hostigamiento, el racismo que hemos padecido por cientos de años, la invasión a las comunidades, el acoso a nosotros los luchadores sociales, hermanos que han caído, hermanas que hemos perdido en la lucha, nuestros jóvenes, nuestros niños, nuestros 43 y miles más de desaparecidos. Llevamos todas esas luchas silenciadas, no visibles.

Está esa imposición, ahi vemos cómo el gobierno se las maneja, como la 4t que dice ser de izquierda, nos da con guante blanco a las comunidades con consultas amañadas.

Esta travesía tiene mucho significado, vamos a sembrar esa lucha y esa rebeldía que hemos tenido siempre, aquí seguimos resistiendo. Hace 500 años según vinieron a conquistarnos, fue una invasión, no estamos conquistados, porque seguimos resistiendo y existiendo las comunidades y pueblos.

Y aquí estamos. Nosotros vamos y llevamos nuestra dolencia, nuestra palabra y nuestra voz. Nosotros no vamos a conquistar a nadie, vamos a mirarnos en ese espejo de lucha y de dolor, de rabia de los hermanos que están allá.

Norma nahua de Zacatepec, pueblo que fundó la Casa de los Pueblos

(Entrevista previo a salir rumbo a Europa Insumisa)

Nuestra visita a Europa es para encontrar muchas luces y corazones que sean una resistencia para la vida, en las diferentes comunidades, pueblos, barrios o ciudades.

Espero algo bonito, haremos una organización para que ninguna barrera nos impida estar juntos y juntas.

Las exigencias por parte de los pueblos nahuas durante el viaje, que también estamos en el Frente, es que cancelen totalmente el gasoducto del Proyecto Integral Morelos, y que con ello también quiten su termoeléctrica de Huexca, que quieren inaugurar pero solo contamina.

También, eximios que dejen en paz a los pueblos que ahora creamos un espacio para los pueblos en las que fueron las instalaciones de la Bonafont. Que se respete nuestra autonomía y que no amedrenten la casa de los pueblos en las ruinas de Bonafont.

Lo único que querremos es vida para todo ser humano, sabemos y tenemos en cuenta que el agua es vida, para todos, niñas, adultos y ancianas.

Tags:
About Author: asbaeza