Print Friendly, PDF & Email

La Sedatu aprovechó también para comprometer a sus trabajadores a comprar boletos para la rifa de la Lotería Nacional del Día de la Independencia.

Por Zedryk Raziel @amormundi_

Tomado de animalpolitico

Dependencias federales promueven entre los funcionarios públicos el nuevo libro del presidente Andrés Manuel López Obrador, A mitad del camino, y les han hecho la “invitación” a comprarlo, a fin de impulsar las cifras de ventas.

Animal Político confirmó casos de esta petición en la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), que encabeza Luisa Alcalde, y en la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), dirigida por Román Meyer.

Trabajadores entrevistados a condición de anonimato por temor a represalias relataron que sus directores les pidieron “cooperar” pagando al menos un ejemplar del libro, que tiene un costo comercial de entre 240 y 260 pesos; en algunos casos les solicitaron adquirir una “cuota” de tres a cinco ejemplares, según su nivel jerárquico y su rango salarial.

Consultadas por este medio, la STPS y la Sedatu afirmaron que adquirir los libros es una decisión voluntaria de los servidores públicos, pero trabajadores entrevistados consideran que la “invitación” es un acto de presión que hay que cumplir “voluntariamente a fuerza”, de acuerdo con sus declaraciones. También señalaron que, en el tiempo que llevan en el servicio público, nunca se les había hecho una petición de esta naturaleza.

La solicitud de “cooperación” fue girada desde la semana pasada a subdirectores, directores de área, directores generales y jefes de unidad. Los trabajadores de menor rango quedaron excluidos de esta petición.

El pago del libro se debía hacer en efectivo a los superiores de los funcionarios, quienes serían los encargados de gestionar el “pedido” de un lote a la editorial Planeta, que publica la obra del mandatario federal.

En el caso de la Sedatu, los trabajadores ni siquiera recibirán un ejemplar a cambio de su pago, pues se les dijo que la “cooperación” era para financiar la impresión y producción de los libros, lo que es falso, pues el costo de ese proceso es asumido enteramente por la editorial.

De paso, a los trabajadores de esta dependencia también se les pidió comprar “cachitos” de la “Rifa Patria” del 15 de septiembre, en la que la Lotería Nacional sorteará casas, departamentos, terrenos y hasta el derecho de uso de un palco en el Estadio Azteca.

“Nos dijeron que los directores tenemos que comprar cinco ejemplares, y los subdirectores, dos. Pidieron el dinero en efectivo y ya estuvieron recolectándolo. Nos dijeron que con lo que pudiéramos apoyar, pero en múltiplos de 250 pesos”, acusó una funcionaria de la STPS.

Por su rango, a ella le “tocaba” adquirir cinco ejemplares, pero sólo le alcanzó para pagar tres.

Otro subdirector de esa Secretaría, adscrito a otra área, relató que su superior le pidió comprar al menos un ejemplar. Su jefa le señaló que harían un pedido de un lote de libros en función de cuántas unidades comprometieran los servidores públicos.

“Mi jefa directa se comunicó conmigo por teléfono, me dijo que la directora general le había dicho que, de subdirectores para arriba, nos hacían el ‘ofrecimiento’ de adquirir un ejemplar del nuevo libro del presidente, sin ningún compromiso; (me preguntó:) ‘¿cuántos vas a querer en caso de que quieras?; piénsalo, y nos dices para hacer el pedido’”, señaló en entrevista.

Este funcionario dijo que, a pesar de que no se le exigió hacer la adquisición, tampoco se sintió libre de no aceptar.

Tags:
About Author: asbaeza