Print Friendly, PDF & Email

Tomado de jornada

Alonso Urrutia y Arturo Sánchez

Periódico La Jornada
Miércoles 1º de septiembre de 2021, p. 7

La Oficina en México del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) consideraron preocupante la actuación del personal del Instituto Nacional de Migración (INM) y la Guardia Nacional para contener el paso de migrantes en el sureste.

En un pronunciamiento conjunto pidieron al gobierno mexicano adoptar medidas cautelares para evitar el uso excesivo de la fuerza y garantías de no repetición.

Si bien reconocieron las primeras acciones del INM para suspender a personal de mando del instituto, a fin de indagar su desempeño en los hechos del fin de semana en Chiapas, consideraron que «en toda investigación se deben tomar en cuenta los informes sobre uso de la fuerza, protocolos de actuación, cadena de mando y las órdenes operativas bajo las cuales desplegaron a sus elementos», incorporando la perspectiva de género”.

Ante la continuación de los operativos del INM y la GN, llamaron a la «aplicación de medidas inmediatas de prevención, no repetición y rendición de cuentas, investigar los casos de violaciones por uso de la fuerza y sancionar a quienes resulten responsables».

Expresaron su preocupación por el nivel de violencia alcanzado en la actuación de ambas instancias el pasado fin de semana contra migrantes, refugiados y solicitantes de asilo –incluidos menores de edad–, que salieron de los estándares de actuación permitidos internacionalmente.

Alexander Taha, oficial de Soluciones Duraderas de la Acnur, expuso que en México se necesita un cambio de mentalidad para que la sociedad se adapte a que el país se está convirtiendo en un territorio de acogida de inmigrantes y refugiados.

Tags:
About Author: asbaeza