Print Friendly, PDF & Email

9 de julio de 2021

A los medios de comunicación
A los medios libres, alternativos, independientes o como se llamen
A los centros de Derechos Humanos

Por este medio queremos hacer pública y externar nuestra preocupación por el acoso y una serie de amenazas de muerte que recibimos en el Café “Zapata Vive”, la mañana del 9 de julio de 2021. Este es un atentado directo a un espacio de resistencia dentro de la Ciudad de México, que camina con los diferentes movimientos y que desarrolla una actividad política, social y cultural en este lugar en rebeldía.

Responsabilizamos a las autoridades de la Ciudad de México. A Claudia Sheinbaum, jefa de gobierno y a Alfonso Suárez del Real, secretario de gobierno, pues estos acontecimientos dejan en riesgo y vulnerabilidad a quienes integramos este proyecto. Sabemos que somos un lugar incómodo para este gobierno. Por lo que exigimos que cesen las amenazas, vengan de donde vengan, o del nivel local o federal.

Particularmente queremos mencionar que los agresores afirman que “vestirán de negro al Café Zapata Vive”, dicen que “harán llegar un presente a la cafetería” además señalan “ya están cerca mis hombres”.

No es la primera vez que recibimos amenazas, hostigamiento y persecución. Resaltamos que en otras ocasiones hemos sido amedrentados para que el espacio frene sus actividades. Resulta inconveniente para los diferentes gobiernos que en la ciudad existan espacios en donde se gesta la organización y la colectividad. Es un doble discurso el que se maneja desde el gobierno de Sheinbaum que dice velar por los espacios culturales.

Estos acontecimientos nos confirman lo que hemos dicho en repetidas ocasiones: Nada cambió con el gobierno actual. Sigue utilizando las viejas prácticas priistas, aunque se vistan de MORENA. El uso de grupos criminales para frenar a los movimientos es una de las tradiciones que continúan.
Hacemos un llamado a la sociedad civil para que se sume a nuestra exigencia de respeto a los modos, formas de organización y lucha que llevamos a cabo; exigimos seguridad para nuestro espacio y quienes aquí trabajamos.

Así mismo hacemos un llamado al movimiento social de abajo y a la izquierda que nos acompaña, con quienes hermanamos nuestra lucha, para que también levanten su voz ante estos actos de impunidad. Sabemos que no estamos solas ni solos, pues existen personas que han encontrado en el Café “Zapata Vive” un sitio para construir y caminar.

Atentamente

No nos vendemos, No nos rendimos, No claudicamos

Café Zapata Vive

Tags:
About Author: asbaeza