Print Friendly, PDF & Email

Tomado de desinformemonos

Ciudad de México | Desinformémonos. Mujeres normalistas de Mactumactzá compartieron en un video testimonios de la violencia física, psicológica y sexual de la que fueron víctimas durante su detención en la Fiscalía General de Chiapas, a donde la policía estatal las trasladó luego de la represión del pasado 18 de mayo por la que 93 estudiantes, 74 mujeres y 19 hombres, fueron detenidos durante una protesta para exigir que los trámites escolares fueran de manera presencial.

“Esa noche muchas de mis compañeras no dormimos por miedo a que nos hicieran algo, porque por boca de los mismos policías decían que si querían nos iban a violar”, cuenta una de las estudiantes en su testimonio sobre la noche en la Fiscalía, donde permanecieron detenidas hasta su traslado al penal de El Amate.

En la Fiscalía, relatan las mujeres, “nos obligaron a desnudarnos. Nos obligaron a quitarnos la ropa y nos empezaron a insultar”. “Recuerdo bien que había frío esa noche, que varias de las compañeras estábamos temblando porque a muchas de nosotras no nos permitieron ingresar un suéter ni les permitieron a nuestros papás darnos uno en la visita. Ya tenía en mente que esa noche iba a ser mi última noche”, señaló otra de las estudiantes, quienes hoy se encuentran en libertad condicionada.

“Nos empezaron a manosear más que nada, que por buscar los teléfonos, y se los dábamos, pero nos seguían agarrando”, compartió otra normalista. Las mujeres de la Normal de Mactumactzá también denunciaron que recibieron golpes y cachetadas por parte de las policías, así como amenazas, gritos y burlas.

“Da mucho coraje recordar todo lo que pasamos en la Fiscalía”, declara una de las estudiantes, quien denunció que la madrugada en la que las trasladaron a las instalaciones tuvieron que pasar por una revisión. “Una de los policías me llevó a un cuarto que estaba a lado de las celdas donde nos iban a meter y me dijo que me tenía que quitar la ropa. Yo no quería acceder porque ese cuarto ni siquiera tenía una puerta y había policías afuera que estaban viendo todo. Era muy incómodo para mí, pero la policía igual me gritó e insistía en que lo tenía que hacer”, relató.

Las normalistas también acusaron que su traslado de la Fiscalía al penal de El Amate fue en carros particulares durante la noche, por una calle “no muy transitada” y oscura, mientras “los policías hombres nos acosaban con sus miradas”.

En El Amate, las normalistas permanecieron detenidas hasta el 23 de mayo, cuando se les otorgó la libertad bajo la medida cautelar de firma periódica. Días más tarde, el 2 de junio, un juez otorgó la libertad condicionada a los 19 hombres que fueron detenidos el 18 de mayo, de los cuales dos eran desplazados tsotsiles del municipio de Chenalhó, por lo que actualmente todos continúan sujetos a proceso.

La Escuela Normal Rural de Mactumactzá, junto con padres de familia, organizaciones y activistas de derechos humanos, exigieron al gobierno desistir de la medida cautelar condicionada de los estudiantes detenidos en la represión del 18 de mayo, así como demandaron un alto a la represión contra las Normales en el país.

Foto tomada de Termómetro

Este material periodístico es de libre acceso y reproducción. No está financiado por Nestlé ni por Monsanto. Desinformémonos no depende de ellas ni de otras como ellas, pero si de ti. Apoya el periodismo independiente. Es tuyo.

Tags:
About Author: asbaeza