Print Friendly, PDF & Email

La secretaría de salud dio marcha atrás en la clausura de paraderos turísticos y sin aviso ni explicación retiró los sellos. “Todos los paradores abren y celebran la fuerza de las palabras y la organización que los une”, anunció la directiva de Kanan Ts’ono’ot

Texto: Daniela Pastrana

Tomado de piedepagina

CIUDAD DE MÉXICO.- De forma inesperada y sin más explicaciones, la Secretaría de Salud de Yucatán retiró los sellos de clausura que había puesto el sábado a los paraderos turísticos de Santa Cruz, Santa Rosa y el comedor Santa María, en Homún, Yucatán.

La acción ocurrió el lunes por la noche, apenas unas horas después de que todos los cenoteros de Homún acordaron parar sus actividades durante tres días, en respuesta a lo que consideran una represalia del gobierno estatal contra la directiva de Kanan Ts’ono’ot (Guardianes de los cenotes) por su oposición a la instalación de una megagranja porcícola de la empresa Kekén.

En un breve comunicado, el equipo Indignación, organización que acompaña la lucha de este pueblo maya, anunció la reapertura de los cenotes:

“Hoy se continua este camino de este pueblo con mayor fuerza y dignidad. Todos los paradores abren y celebran la fuerza de las palabras y la organización que los une”.

El pasado sábado 22, tres días después de que la Suprema Corte de justicia dio la razón a niñas y niños de Homún de cancelar la granja de cerdos de Kekén, el gobierno de Yucatán realizó un operativo sanitario y policiaco para cerrar los paradores turísticos de integrantes de Kanan Ts’ono’ot , el grupo que se ha opuesto a la instalación de la granja.

En respuesta, los cenoteros de Homún anunciaron un paro d actividades durante 3 días, del 25 al 27 de mayo.

“Esperamos que con este paro, el gobierno decida darnos una respuesta para que ya no siga afectando a nuestro pueblo (…) seguiremos en la lucha y no nos vamos a dejar intimidar ni nos vamos a rendir», señalaron en un comunicado.

En el documento, aclaran que tomaron la decisión de cerrar tres días todos los cenotes a sabiendas de que sufrirán pérdidas económicas, «con lo difícil que ha sido la reapertura», y también que están conscientes de que su lucha contra la megagranja mueve «intereses económicos y políticos fuertes».

También reclamaron medidas igual de estrictas para vigilar las granjas de cerdos que se han proliferan en el estado: “Ojalá el gobierno también decidiera realizar una vigilancia estricta a los permisos y salubridad de las granjas de cerdos en Yucatán. Así tal vez empezemos a creernos que no fue una represalia por oponernos a sus intereses”.

Tags:
About Author: asbaeza