Print Friendly, PDF & Email

Tomado de jornada

Rubicela Morelos Cruz
Corresponsal
Periódico La Jornada
Miércoles 9 de diciembre de 2020, p. 39

Cuernavaca, Mor., Comisariados, comités en defensa de los recursos hidráulicos y usuarios en general del río Cuautla exigieron a la Comisión Nacional del Agua (Conagua) que presente y entregue los permisos que emitió en favor de la termoeléctrica de Huexca, del acueducto sobre el río Cuautla y la autorización de la cesión de líquido de la planta tratadora Rociadores de Cuautla.

Un grupo de 200 campesinos y activistas acudió a la capital del país el pasado lunes para denunciar el «robo de agua» del río Cuautla y de la planta tratadora y la violación de amparos contra el Proyecto Integral Morelos (PIM), así como con el fin de solicitar diálogo con los gobiernos federal y estatal y con la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Por escrito, el grupo también pidió a la Conagua que muestre el convenio de la Asociación de Usuarios del Río Cuautla (Asurco), que tiene a su cuidado dicho cauce, para ver «qué respalda dicha cesión», así como la autorización de cambio de uso del agua de agrícola a industrial.

Jorge Zapata González, uno de los ejidatarios que encabezaron la manifestación en la capital, y el abogado de los ejidatarios e integrante del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua de Morelos Puebla y Tlaxcala, Juan Carlos Flores Solís, precisaron que demandaron a la Conagua que «niegue o suspenda todo tipo de permiso relacionado con la utilización del agua de la planta tratadora para el funcionamiento del acueducto y de la termoeléctrica de Huexca», en el municipio de Yecapixtla.

Les prometen diálogo

Los ejidos y usuarios del río Cuautla que ocupan esa agua para sus cultivos, «y cuyos derechos mantenemos vigentes ante la Conagua, no hemos cedido ni autorizado la disminución de nuestro caudal para el uso de la central termoeléctrica», señalaron en el documento enviado a Blanca Jiménez Cisneros, directora del organismo federal.

Advirtieron que el comité directivo de Asurco administra el sistema de agua y ni éste ni los delegados pueden «disponer de los derechos del agua de los ejidos y usuarios del río Cuautla a su capricho y conveniencia».

Zapata González explicó que después de presentar denuncias contra el PIM demandaron una mesa de trabajo con la autoridad federal, el gobierno del estado y la CFE. «Nos dijeron que a más tardar en dos días se realizaría la mesa de diálogo», expuso el nieto de Emiliano Zapata, quien recordó que el agua es de 32 ejidos y 12 pequeñas propiedades.

Tags:
About Author: asbaeza