Print Friendly, PDF & Email

Primer caso en Guanajuato

Cubría el hallazgo de restos humanos // Exigen aclarar el crimen y proteger al gremio

Carlos García
Corresponsal
Periódico La Jornada
Martes 10 de noviembre de 2020, p. 28

Salamanca, Gto., Israel Vázquez Rangel, reportero del portal informativo El Salmantino, murió ayer después de haber sido atacado balazos por desconocidos cuando se disponía a realizar una transmisión en vivo del hallazgo de restos humanos. Es el primer periodista asesinado en Guanajuato, estado gobernado por el panista Diego Sinhue Rodríguez Vallejo.

El gremio exigió a las autoridades que sean aprehendidos los responsables del crimen y que se garantice la seguridad de los comunicadores de dicho medio y la integridad de sus familiares.

Cerca de las siete de la mañana Vázquez Rangel acudió a la avenida Salamanca, en la colonia Villa Salamanca 400, para reportar el hallazgo de bolsas con una cabeza y otras partes de un cuerpo. Cuando llegó al sitio y se alistaba para dar su reporte fue encarado por dos hombres armados que le dispararon en varias ocasiones.

Paramédicos de la Cruz Roja auxiliaron al reportero, de 31 años, y lo trasladaron al hospital de Petróleos Mexicanos, donde murió cuando recibía atención.

En una transmisión por Facebook, otro reportero de El Salmantino manifestó: «Estamos consternados por las cosas que están sucediendo en el municipio de Salamanca; en esta ocasión mi compañero Israel Vázquez se trasladó a la zona a cubrir este hecho. Lamentablemente fue víctima de estos sujetos armados».

El gremio periodístico de Guanajuato y los trabajadores de El Salmantino exigieron a los tres niveles de gobierno que atiendan la crisis de inseguridad que asola la región y capturen a los responsables del asesinato.

«Condenamos enérgicamente el cobarde y atroz ataque contra nuestro querido compañero Israel Vázquez Rangel», difundió El Salmantino en un posicionamiento público.

El medio exigió a las autoridades que garanticen seguridad a la población y a los reporteros «que día a día ponen en riesgo su vida en el desempeño de esta noble labor».

La alcaldesa Beatriz Hernández Cruz, ex panista pero que ganó la presidencia municipal postulada por Morena, también lamentó el asesinato.

«Nos preocupa que esa violencia en contra de la prensa se haya dado en Salamanca; instamos a la intervención oportuna de la fiscalía de Guanajuato para que realice su labor de investigación, persecución y detención de los responsables de este ataque», señaló.

Hernández Cruz solicitó al gobernador Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, al fiscal Carlos Zamarripa y al secretario de Seguridad, Álvar Cabeza de Vaca, que organicen una mesa de seguridad en Salamanca «de cara a nuestra gente, junto con el gobierno federal, para dar solución a la violencia que nos aqueja, pues Salamanca también es Guanajuato», subrayó.

La Secretaría de Gobierno anunció que «se activaron todos los protocolos de intervención del Consejo Estatal para la Protección a Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, en coordinación con el mecanismo federal». Agregó que se comunicaron con los directivos del portal para ofrecer el apoyo y el acompañamiento del estado.

En Salamanca y zonas aledañas operan los cárteles Santa Rosa de Lima y Jalisco Nueva generación, cuyos enfrentamientos han sumido al estado en una ola constante de violencia y homicidios.

En 2019, la Procuraduría de los Derechos Humanos de Guanajuato integró cuatro quejas de periodistas contra autoridades de San Miguel de Allende, Salamanca, León y la Contraloría del Poder Legislativo.

En Salamanca, Karla Montenegro, periodista de El Salmantino, denunció ante la defensoría estatal que la jefa de relaciones públicas del ayuntamiento de Salamanca, Teresa Tovar, estuvo a punto de atropellarla y la golpeó con su vehículo cuando intentó entrevistarla sobre el uso «de un vehículo oficial para asuntos particulares».

Los periodistas de El Salmantino han sufrido embates de los ayuntamientos encabezados por los panistas Justino Arriaga y Antonio Arredondo, y ahora por la morenista y ex panista Beatriz Hernández.

La agresión más grave contra un comunicador en la entidad había sido hasta ahora la golpiza que recibió Karla Silva, reportera de El Heraldo en Silao.

El 4 de septiembre de 2014, en las oficinas de El Heraldo, tres hombres golpearon brutalmente a la comunicadora y le ordenaron que «le bajara de huevos a sus pinches notas».

La agresión fue ordenada por el entonces alcalde priísta Enrique Solís y organizada por el ex director de policía Nicasio Aguirre y el ex subdirector Operativo Jorge Fonseca. Los mandos contrataron a Joaquín Guerrero, José Samuel Ornelas y Luis Gerardo Hernández para que atacaran a Karla Silva.

Tags:
About Author: asbaeza