Print Friendly, PDF & Email

Tomado de jornada

México, DF. Una treintena de granaderos llegó este miércoles, al filo de las 7.30 de la mañana a San Pedro Apatlaco, municipio de Ayala, Morelos, para «proteger» de las protestas de los vecinos la excavación de una zanja para meter los tubos del acueducto con el que pretenden llevarse el agua del río Cuautla a la termoeléctrica de Huexca. Al lugar acudió Jorge Zapata, nieto del Caudillo del Sur, quien informó que le estaba mostrando al «jefe de seguridad» de las obras las tres suspensiones definitivas de un juez federal contra dicho acueducto que están violando con esas obras.

Zapata indicó que el número de expediente del amparo contra el acueducto es el 1248/2013. Ante la flagrante violación del amparo por parte de la Comisión Federal de Electricidad «voy a convocar a los campesinos, a ver qué pasa», afirmó.

Los granaderos llegaron y se plantaron sobre el canal de Tenango, donde están los tubos del acueducto y de inmediato empezó a trabajar otra vez la máquina excavadora que los vecinos lograron detener el martes, informó Verónica Canales.

Señaló que esto ocurrió pese a que en la licencia de construcción que le dio a CFE el presidente municipal de Ciudad Ayala se especifica que debe obtener antes de iniciar las obras, el permiso de los vecinos, que se oponen a que se lleven el agua del río Cuautla, que se utiliza para riego y para beber, a la termoeléctrica.

Recordó que el martes se comunicaron vía telefónica con el subsecretario de Gobierno del Estado, Ricardo Robledo, quien luego de hacer indagaciones le comentó que la CFE quiere instalar una mesa de diálogo en Cuernavaca para «llegar a acuerdos sobre el acueducto pero que no van a retirar la máquina. Le dijimos que el diálogo tiene que ser en Apatlaco y que la máquina está obstruyendo el paso de los vecinos» pero además no puede haber acuerdo porque la población se niega a que se lleven su agua.

Tags:
About Author: asbaeza