Print Friendly, PDF & Email

Tomado de rebelion

Comunicado de prensa de Hanan Ashrawi, Comité Ejecutivo de la OLP, Departamento de Cultura e Información, 26 de febrero de 2014
http://dci.plo.ps
Traducido del inglés para Rebelión por Germán Leyens.

OLP, Departamento de Cultura e Información.La miembro del Comité Ejecutivo de la OLP, Dra. Hanan Ashrawi, condenó enérgicamente la aprobación de una nueva ley por la Knéset [parlamento] israelí auspiciada por el miembro de la Knéset, Yariv Levin, del Partido Likud y que distingue explícitamente entre ciudadanos palestinos musulmanes y cristianos de Israel. Además, denunció la discusión en la Knéset de una propuesta presentada por el parlamentario derechista Moshe Feiglin sobre la extensión de la soberanía israelí a la Mezquita Al-Aqsa:

“Estas iniciativas demuestran que Israel está transformando su ocupación militar en un enfrentamiento religioso abierto y en un componente ideológico de la política oficial como lo demuestra su insistencia en el reconocimiento del ‘carácter judío del Estado’.

Semejantes iniciativas, unidas a su campaña sistemática de anexión y de distorsión del carácter y la demografía de Jerusalén, constituyen racismo institucionalizado, que es ilegal según todos los estándares del derecho internacional y desafía todos los principios básicos de democracia y derechos humanos.

También son fundamentalmente ofensivos para todas las otras religiones y constituyen una extrema provocación para los musulmanes en todo el mundo. La utilización de la religión como pretexto para imponer la soberanía en los sitios históricos de culto amenaza con sumir a toda la región en gran conflicto e inestabilidad. Recuerda la misma ideología regresiva que llevó las Cruzadas a Palestina en la Edad Media.

La historia ha revelado los peligros de la utilización del extremismo y el fanatismo religioso para instigar el sectarismo y el antagonismo. Esta estrategia no solo se impone a los palestinos en Palestina ocupada, sino también a los ciudadanos palestinos de Israel (cristianos, musulmanes y drusos) a los que se somete a un sistema legal de apartheid que no respeta ni implementa los derechos humanos.

Llamamos a todos los miembros de la comunidad internacional a que exijan a Israel asumir sus responsabilidades y poner fin a la discriminación racial legislada de Israel y su deliberada agresión y ataques contra los santos lugares palestinos.

Mientras Palestina adhiere a los principios de tolerancia, pluralismo, diversidad e inclusión en un sistema genuinamente democrático de gobierno consecuente con los valores globales del siglo XXI, Israel adopta una política de clasificación de sus ciudadanos basada en la religión o la etnia, una práctica obsoleta y caduca”.

 

Fuente: http://dci.plo.ps/EN/index.php?option=com_content&view=article&id=2142:february-26-2014-dr-ashrawi-strongly-condemns-israels-racist-laws-and-policies&catid=92:news&Itemid=420

rBMB

About Author: asbaeza