Print Friendly, PDF & Email

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) lanzó un llamado de ayuda urgente por mil 200 millones de dólares para ofrecer asistencia humanitaria de emergencia a niños de 28 países, incluido Haití.

Al tiempo que la atención mundial se encuentra focalizada en Haití, UNICEF recordó que millones de niños necesitan ayuda en 28 países devastados por conflictos armados o desastres naturales.

La directora ejecutiva adjunta de UNICEF, Hilde F. Johnson, señaló en rueda de prensa que el Fondo dio a conocer el Informe de Acción Humanitaria 2010, en el cual ‘Haití es uno de los países a los que clasificaba como  en crisis, antes de que ocurriera el terremoto‘.

Haití ya era señalado como uno de los países cuyos niños requerían asistencia urgente ‘debido a que había sufrido los efectos de varios huracanes, además de disturbios y enfrentamientos civiles’, agregó.

Estimó que 40 por ciento de la población haitiana corresponde a niños menores de 14 años. “La emergencia en Haití es una emergencia principalmente de los niños”, afirmó Johnson.

‘Sin embargo, estamos obteniendo resultados. Ejemplo de ello es la campaña de vacunación de unos 500 mil niños y niñas menores de siete años que se puso en marcha esta semana para inmunizarles contra el sarampión, la difteria y el tétanos’, apuntó.

Además de Haití, UNICEF hizo referencia a los niños de otros países que necesitan ayuda, como los de la región de Asia sur-oriental, que sufrió los efectos de desastres naturales y conflictos de gran magnitud en 2009.

Citó también al Cuerno de Africa, Afganistán, Pakistán, República Democrática del Congo y Sudán.

‘Los niños son siempre los más afectados y los desastres aumentan el peligro de que sufran abuso o violaciones graves de sus derechos, como la violencia sexual, las lesiones, la muerte o el reclutamiento forzado en las agrupaciones armadas’, advirtió la funcionaria.

Los criterios que se emplearon para escoger a los 28 países y territorios que aparecen en el Informe de este año fueron la escala y naturaleza crónica o prolongada de sus crisis; así como la gravedad que revistieron sus consecuencias para los niños, niñas y mujeres.

En esos países, UNICEF alertó que se requieren ‘con carácter urgente’ medidas que salven vidas y garanticen el acceso al agua potable, al saneamiento y la higiene adecuada, así como a los servicios de salud, nutrición y protección de los menores contra las peores formas de violencia.

El informe de este año también hace referencia a ciertas tendencias
mundiales que conllevan peligros crecientes para los niños y niñas, como el cambio climático, la inestabilidad de la economía mundial y los cambios sustantivos en la naturaleza de los conflictos armados.
(Con información de EFE)

Tags:
About Author: asbaeza