Print Friendly, PDF & Email

Daniel Lozano, corresponsal del diario español Público

El grupo de niños haitianos tras la intervención policial: tenían entre pocos meses y ocho años.La Policía haitiana acabó el sábado con la rocambolesca odisea de los miembros de la ONG New Life Children´s Refuge, que pretendían trasladar a República Dominicana a 33 niños, supuestamente huérfanos y que luego resultaron no serlo. Sobre los diez estadounidenses detenidos pesa ahora una acusación de tráfico de menores.

Alertado por la denuncia de un vecino, un agente de Petonville detuvo un autobús frente a la derruida Iglesia de Santa Teresa. En su interior, Laura Silsby, líder de la expedición “humanitaria” de este grupo cristiano de Idaho, explicó al policía sus intenciones: querían poner a salvo a los niños ante la ineficacia del Estado haitiano.

Un tal general Florentino les había concedido un permiso para trasladar a mil huérfanos hasta un orfanato en Cabarete, al norte del país vecino. El agente exhortó a los norteamericanos a buscar la documentación necesaria.

A su alrededor se concentraron varias personas, que empezaron a gritar e insultar a los cooperantes. Silsby dijo que los niños procedían de distintos orfanatos, incluso de varios campos de desplazados. Después se descubrió que muchos de ellos tenían familia viva en Haití. Los niños bajaron del vehículo y los ahora detenidos partieron para buscar la documentación necesaria.

Al día siguiente, y ya en otro autobús, cooperantes y niños acudieron al Consulado dominicano en busca, sin éxito, de un salvoconducto. No obstante viajaron hasta la frontera en lo que fue su primer intento. Durante estos días contaron con la ayuda de una iglesia cristiana del barrio de Delmas. Y en el puesto fronterizo volvieron a toparse con el mismo agente, empeñado en seguir sus pasos. “Los niños no lloraban, comían galletas. Tenían desde pocos meses hasta 8 años”, relató el agente a Público. El regreso a la capital y el intentó de cruzar la frontera de Malpasse se saldó con la detención de los norteamericanos, que podrían ser deportados a EEUU.

Tags:
About Author: asbaeza