Print Friendly, PDF & Email

Tomado de Prensa Latina

Bali, Indonesia, 27 may (PL) Los países no alineados tienen que reforzar sus defensas, para hacer frente a la sexta ola imperialista en la historia de la humanidad, consideró hoy en esta isla indonesa un ministro nicaragüense.

En declaraciones a Prensa Latina, Paul Oquist, titular del Poder Ciudadano para Políticas Nacionales, dijo que el Movimiento de Países No Alineados (MNOAL) debe apoyarse mucho en los acuerdos adoptados por la XIV cumbre de jefes de Estado y Gobierno de este foro, celebrada en La Habana en 2006.

«El MNOAL ha jugado históricamente un papel antiimperialista, y en la reunión de La Habana hubo un fuerte contenido antiimperialista, anticolonialista, y eso debe rescatarse», comentó el titular, quien presidió aquí el comité de Asuntos Económicos y Sociales de la XVI conferencia ministerial del foro tercermundista.

Según explicó Oquist, la sexta ola consiste en el unilateralismo y el hegemonismo político y militar, en la militarización de las relaciones internacionales, en una OTAN que ya no es para defender a Europa sino para atacar al resto del mundo.

Esta ola, indicó el ministro, que estuvo antecedida por otras a lo largo de la historia desde que aflorara el mercantilismo a inicios del colonialismo en los siglos XV y XVI, ahora se expresa con ataques aéreos, invasiones, ocupaciones, guerra mediática permanente, sanciones económicas y ejecuciones extrajudiciales, entre otras manifestaciones.

En opinión del titular nicaragüense, y así lo expresó en su discurso ante el plenario de la conferencia del MNOAL al hablar en nombre de Nicaragua, una expresión de esa ola es la guerra de agresión no provocada.

Ejemplos de este tipo de embestida son las desatadas por el imperialismo contra Iraq, que ya provocó la muerte hasta ahora de 650 mil civiles, y la emprendida contra Libia, ambas con falsos pretextos.

En el caso de Libia, comentó Oquist, el objetivo real es claramente apoyar a una fuerza insurgente para provocar un cambio de régimen, acompañado de intentos de asesinatos desde el aire, con la mirada puesta en fuertes intereses económicos.

De acuerdo con el funcionario, el MNOAL debe estar muy atento además a otras maniobras de las grandes potencias cuando, incluso, tratan de restar espacio a las Naciones Unidas, que pese a sus limitaciones, es un foro donde las naciones en vías de desarrollo pueden expresarse.

«Para los países pequeños el derecho internacional en las organizaciones internacionales es la defensa más importante, y el debilitamiento de ello es muy peligroso», indicó, tras asegurar que no es casual que muchos temas de importancia global sólo los manipulan las naciones ricas en el G-7, el G-8 y otros foros exclusivos.

La intención es sin duda minimizar a las Naciones Unidas, y pasar las decisiones a esas instancias, que no tienen ninguna base jurídica, enfatizó el ministro.

lac/et

Tags:
About Author: asbaeza