Print Friendly, PDF & Email

Tomado de la Jornada

Exige a Washington no entrometerse en asuntos de su país y le pide cambiar de actitud

El mandatario de la república islámica se reunió con dueños y editores de medios estadunidenses

Teherán denuncia silencio mediático en la ejecución de una deficiente mental en Virginia, mañana

Afp y Reuters
Periódico La Jornada
Miércoles 22 de septiembre de 2010, p. 32

Nueva York, 21 de septiembre. Si Estados Unidos inicia un conflicto con Irán, habrá una guerra sin límites, advirtió este martes aquí el presidente de la república islámica, Mahmud Ahmadinejad. Estados Unidos no sabe lo que es una guerra, cuando se empieza una guerra , el conflicto no tiene límites, sentenció.

Al hablar con dueños y editores de medios de comunicación estadunidenses, el gobernante iraní denunció además el silencio mediático sobre la ejecución prevista para este jueves de Teresa Lewis, una deficiente mental, en el estado de Virginia.

Impulsado por Estados Unidos y las potencias nucleares, el Consejo de Seguridad de la Organización de Naciones Unidas (ONU) impuso cuatro paquetes de sanciones a Irán en represalia por el programa nuclear que desarrolla, y que según Occidente tiene en realidad fines militares.

La república islámica niega que busque dotarse de armas nucleares y asegura que su trabajo de enriquecimiento de uranio busca producir energía civil.

Interrogado sobre si consideraría un acto de guerra que Estados Unidos autorizase a aviones de combate israelíes a sobrevolar Irak para bombardear instalaciones nucleares iraníes, Ahamadinejad respondió que el régimen sionista es una muy pequeña entidad en el mapa, al punto de que no llega a ser un factor real en nuestra ecuación, y dijo que Estados Unidos no debería entrometerse en los asuntos de su país, sino cambiar de actitud.

Mientras el gobierno estadunidense siga buscando dominar Medio Oriente e Irán, el problema entre Washingto y Teherán no tendrá solución, aseguró.

Con todo, Ahmadinejad señaló que su país está dispuesto a reanudar las conversaciones sobre la cuestión nuclear.

Foto

El gobernante de la república islámica, durante el encuentro en Nueva York con la prensa estadunidenseFoto Ap

En la asamblea anual de la Agencia Internacional de Energía Atómica, las potencias occidentales presionaron a Teherán para que participe en nuevas negociaciones sobre su programa nuclear.

Francia dijo a Irán que ésta era la alternativa ante la posibilidad de recibir costosas sanciones, aunque está convencida de que se puede llegar a una solución negociada a la crisis, coincidiendo con Alemania en el imperativo de que la nación asiática regrese a la mesa de negociaciones.

Las potencias nucleares dejaron en claro que Irán debe abordar varios temas relacionados con su trabajo que, según Occidente, tiene el objetivo encubierto de desarrollar bombas, y no sólo reclamar un diálogo sobre una propuesta de canjear combustible para un reactor médico en Teherán.

Campaña de desprestigio

Durante un encuentro con personajes y mandatarios, el presidente iraní denunció el silencio mediático sobre Teresa Lewis, una deficiente mental estadunidense que será ejecutada el próximo jueves por participar en el asesinato de su marido y del hijo de éste.

Comparó su situación con la de la iraní Sakineh Mohammadi-Ashtiani, de 43 años, condenada en 2006 a morir lapidada por un asunto de adulterio y participación en el asesinato de su marido por uno de sus amantes.

Una mujer está siendo ejecutada en Estados Unidos y nadie protesta, dijo Ahmadinejad, de acuerdo con la agencia de noticias Irna, y denunció una campaña mediática contra Irán por el caso de Mohammadi-Ashtiani, el cual está suspendido desde julio en espera de un nuevo examen del caso, del cual se han publicado 3 millones 700 mil páginas en Internet.

About Author: asbaeza