Print Friendly, PDF & Email

Tomado de jornada

Ciudad de México. Familiares del trabajador del Sistema de Transporte Colectivo Metro, Jorge Alejandro Santillán Hernández, quien resultó con fractura de dos costillas al caer en las instalaciones de la Subestación Eléctrica en la calle Delicias, colonia Centro, exigieron a las autoridades capitalinas que la atención médica de su paciente se realice en el Sanatorio Durango y no en la clínica Nápoles, al advertir que por el internamiento en ese hospital puede contagiarse de Covid.

El hermano del trabajador, Ulises Santillán, dijo que la noche de ayer se realizó el traslado de Jorge Alejandro, del sanatorio Durango a la clínica Nápoles, luego de que por la dificultad que presentó para respirar en el diagnóstico médico se indicó que se trataba de un paciente con probable Covid.

“El Metro le hizo una prueba Covid la semana pasada y resultó negativo, ahora cómo es posible que digan que es sospechoso de Covid”, mencionó tras quejarse de que su hermano fue trasladado “casi desnudo, es incongruente que digan que tiene neumonía y lo saquen de esa manera, y si dicen que tiene Covid por qué no lo ingresaron en una cápsula”.

Los familiares dijeron que a Jorge Alejandro aún no le realizan la prueba para determinar si tiene o no la enfermedad Covid, pero insistieron en que por más de dos horas inhaló el humo provocado por el incendio que ocurrió en la Subestación Eléctrica lo que causó la dificultad que presenta para respirar.

Jorge Alejandro es regulador del Sistema de Transporte Colectivo Metro y tiene una antigüedad de 27 años, por lo que sus familiares exigieron a las autoridades del Metro que regrese al Sanatario Durango.

Tags:
About Author: asbaeza