Print Friendly, PDF & Email

Tomado de jornada

El fin de semana se elegiría al candidato impuesto por Trump
David Brooks
Corresponsal
Periódico La Jornada
Viernes 11 de septiembre de 2020, p. 19

Nueva York., El candidato de Donald Trump para la presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo está a punto de ganar el puesto este fin de semana con la aparente anuencia de varios países, incluyendo México.

Si no se logra suspender la elección, todo indica que el cubanoestadunidense Mauricio Claver-Carone, distinguido por su carrera como promotor de políticas de cambio de régimen en países con gobiernos no alineados con Washington, asumirá la presidencia de la institución multilateral hemisférica.

México, Argentina, Chile, Costa Rica y la Unión Europea, que en agosto se expresaron en favor de postergar el voto de la junta de gobernadores programado para el 12 y 13 de septiembre, ahora parecen haber decidido participar en la reunión en la cual se pronostica la victoria de Claver-Carone –y con ello un triunfo de Trump en la región. (https://bit.ly/3mdoG7p).

Claver-Carone, como director para América Latina del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, ha sido uno de los arquitectos de la política intervencionista de Trump contra Cuba y Venezuela. Su carrera es tan controversial, incluso entre la cúpula política de Washington, que no ha logrado aspirar a un puesto que requiera de la ratificación del Congreso.

Fue funcionario en el Departamento del Tesoro y representante de Estados Unidos ante el Fondo Monetario Internacional y antes cabildero y estratega de agrupaciones anticastristas.

Críticos de la cúpula política estadunidense advierten que bajo el mando de una figura como Claver-Carone el BID se volverá una herramienta de la derecha estadunidense.

Michael Shifter, presidente del Diálogo Interamericano escribió en Foreign Policy que dada su carrera y su identificación con las políticas de Trump, Claver-Carone «dañará la capacidad del banco de trabajar con gobiernos de diversas tendencias ideológicas» en la región. Agregó que su enfoque «ha distorsionado la política estadunidense hacia una región altamente compleja y variada» y advirtió que sus posiciones recuerdan la Doctrina Monroe.

Documentos oficiales desclasificados compartidos con La Jornada por el National Security Archive, un centro de investigación independiente en Washington, ofrecen algunos ejemplos. Un memorando de Henry Kissinger, fechado el 10 de abril de 1969, demuestra cómo el gobierno de Richard Nixon presionó al entonces presidente del BID, el chileno Felipe Herrera, a demorar préstamos a Perú como represalia contra ese gobierno por la expropiación de una mina de plata de una empresa estadunidense. Finalmente los permitió, pero sólo, argumentó Kissinger, para no dar argumentos a «nacionalistas anti Estados Unidos» en Perú y otros países.

En otro documento desclasificado, un informe de inteligencia de la CIA, fechado el 29 septiembre de 1970, expresa sospechas sobre el presidente del BID ya que fue «uno de los primeros en felicitar» a Salvador Allende por su triunfo electoral ese año y reporta que el nuevo presidente contemplaba ofrecerle a Herrera la cancillería en un gobierno dedicado a «convertir a Chile en una sociedad marxista».

Poco después, a inicios de diciembre, documentos del Departamento de Estado indican que se contemplaba obstaculizar préstamos del BID al nuevo gobierno de Allende.

La nominación de Claver-Carone fue anunciada en junio por el secretario del Tesoro Steven Mnuchin, quien declaró que esa decisión demostraba «el fuerte compromiso del presidente Trump con el liderazgo estadunidense en instituciones regionales importantes, y para avanzar en la prosperidad y la seguridad en el hemisferio occidental».

Tags:
About Author: asbaeza