Print Friendly, PDF & Email

Tomado de jornada

Tras difundirse la noche del miércoles un video en el que la presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), Rosario Piedra Ibarra, anunció que le pidió la renuncia al ex titular de la Primera Visitaduría del organismo, José Martínez Cruz, por haber “traicionado” a las víctimas y al encargo que recibió, se dio a conocer una carta de apoyo de diversas organizaciones al activista despedido.

En la misiva, firmada por varias decenas de colectivos, sindicatos y personas a título individual, se afirma que la salida de Martínez Cruz y del ex titular de la Sexta Visitaduría, Edgard Sánchez Ramírez, genera preocupación, por el hecho de que pueda significar “un cambio o abandono de los propósitos anunciados por Rosario Piedra para transformar a la CNDH cuando asumió la presidencia” de dicho organismo.

La ombudsperson, señalaron, “anunció que con su llegada buscaría transformar a la CNDH en una verdadera Defensoría del Pueblo […] Para lograr ese propósito, anunció que la CNDH debería estar del lado de las víctimas y darles acompañamiento, por lo que decidió nombrar a activistas y militantes de los derechos humanos, personas defensoras e, incluso, familiares de víctimas, especialmente de desaparición forzada, como lo es ella misma”.

En ese contexto, “designó como Directores Generales, encargados de tres de las seis Visitadurías de la CNDH, a personas cuyos perfiles eran precisamente de activistas de derechos humanos y políticamente de izquierda”, entre ellos Martínez Cruz y Sánchez Ramírez.

La salida de ambos, recalcaron, “así como su sustitución por perfiles institucionales muy diferentes de los anunciados al inicio de la administración de Rosario Piedra, pone en duda que se mantenga el propósito de lograr que la CNDH deje de ser cómplice de los sucesivos gobiernos y se convierta en un organismo verdaderamente autónomo de derechos humanos, independiente del gobierno y sus intereses”.

En ese mismo tono, señalaron: “A quienes participamos en diversos movimientos sociales y luchas de resistencia contra el neoliberalismo, enfrentando la militarización que continúa con la creación de la Guardia Nacional, al igual que lo hacemos contra otras formas de violencia, como el feminicidio o el asesinato de personas defensoras de derechos humanos y ambientales, nos preocupa el curso que adopte la CNDH y nos oponemos a que regrese al molde anterior”.

De acuerdo con los firmantes –entre los que se encuentran el Sindicato Mexicano de Electricistas, el Movimiento Social por la Tierra y el investigador Gilberto López y Rivas–, la salida de ambos ex visitadores “se da en oposición a este curso y a ser utilizados para simular una supuesta independencia y compromiso con los derechos humanos. […] Nos inquieta que quien o quienes quieren hacer regresar a la CNDH a un curso de subordinación, estén dentro de la misma institución, pues lo que está aconteciendo en estos momentos no se puede explicar sólo por presiones externas”.

Luego de reconocer “el compromiso” de Martínez y Sánchez, las organizaciones, expertos y activistas alertaron que “lo que está ocurriendo ahora parece anunciar un regreso al viejo molde y papel de la CNDH subordinado al gobierno en turno”.

De igual manera, destacaron la participación de los dos antiguos encargados de las visitadurías de la CNDH en brigadas de búsqueda de personas desaparecidas y movilizaciones de apoyo a las madres de víctimas de feminicidio, personas con discapacidad que viven discriminación y los familiares de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa.

Asimismo, afirmaron que ambos participaron en defensa de personas que viven con VIH, personal médico que reclama falta de insumos de trabajo, niñas y los niños con cáncer para quienes se exigía tratamiento, y a las personas damnificadas del sismo del 2017, entre otros colectivos y causas.

Tags:
About Author: asbaeza