Print Friendly, PDF & Email

Tomado de radiozapatista

23 ago 2020

Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal

Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal

Municipio de Chenalhó, Chiapas, México.

22 de agosto del 2020

Al Congreso Nacional Indígena

Al Concejo Indígena de Gobierno

A la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos

A las y los defensores de los derechos humanos

A los medios libres y alternativos

A los medios de comunicación nacional e internacional

A la Sociedad Civil Nacional e Internacional

Hermanas y hermanos:

Como en la era de los gobiernos priistas y panistas, la de crear y administrar conflictos que parezcan intercomunitarios con el objetivo de romper el tejido social y comunitario de los pueblos originarios, y así imponer sus megaproyectos, ahora de eso se encarga el gobierno de la “4 Transformación”.

Sin más preámbulo y sin pena y miedo, denunciamos que el conflicto entre los pueblos de Aldama y Santa Martha Chenalhó, en el Estado de Chiapas, es consecuencia directa de la impunidad de la guerra de contrainsurgencia en Chiapas y en el Caso de la Masacre de Acteal.

¿Por qué decimos que los conflictos en los pueblos originarios que no sólo está pasando entre Aldama y Santa Martha, es consecuencia de la impunidad,? Porque, hemos dado a conocer en varios comunicados, que los paramilitares quienes participaron en robo de pertenencias y quema de casas de las bases del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) y de los miembros de la Organización Sociedad Civil de Las Abejas de Acteal y, en la Masacre de 45 mujeres y hombres más 4 no nacidos aquí en Acteal: Nunca recibieron un castigo completo, al contrario, se les premió por matar. Esa es la lógica del por qué, la semilla de la violencia en Chenalhó y en otros lugares de Chiapas, siguen creciendo y, tanto las fiscalías como los jueces, siguen encubriendo a cualquier criminal al servicio de los intereses de los ricos y de las políticas desestabilizadoras hacia los pueblos organizados y en resistencia a los megaproyectos de muerte.

Otra de las razones del ¿Por qué a casi 23 años de la Masacre de Acteal, en lugar de investigar y llevar a juicio a los paramilitares autores materiales e intelectuales de la masacre de Acteal, en Chenalhó revive la violencia y los desplazamientos forzados? Porque las armas de los paramilitares que usaron en la masacre de Acteal, nunca fueron decomisados, al contrario en Chenalhó, las mismas autoridades municipales, estatales y federales, han permitido la violencia usando armas como medio de arreglar cualquier diferencia política e ideológica. Prueba de ello, el pasado 19 de agosto, un grupo armado envió un mensaje a través de un video ( ver video: https://www.youtube.com/watch?v=L30I0A6jiP8&fbclid=IwAR3eieKGZSnDDt2Vavi9fHnSpy3sbSAXVF6Xyeu5QLLAf3wJyN4yBA2xEZA) del conflicto entre Aldama y Santa Martha, en esta publicación, ellos mismos se están exhibiendo con sus armas de uso exclusivo del Ejército mexicano, parecidas a las que usaron los paramilitares del 22 de diciembre de 1997 en la Masacre de Acteal.

Por eso es fundamental tener memoria. Ya se ha dicho: Un pueblo sin memoria, está condenado a repetir los mismos errores y a ser sometido por los poderosos y amos de la muerte.

Aquí plasmamos uno de los ejemplos de esa memoria que tenemos y que hay que actuar en consecuencia para que no se vuelva a repetir: Un 17 de diciembre en el año de 1997, cinco días antes de la masacre de Acteal, se instaló una mesa de diálogo en la comunidad Las Limas de Chenalhó, según para detener la violencia desatada con el objeto de acabar con lucha y resistencia de las bases de apoyo del EZLN y miembros de Las Abejas de Acteal. Mientras se realizaba dicho encuentro, cínicamente el grupo paramilitar priísta gente del entonces presidente municipal priista de Chenalhó Jacinto Arias Cruz del ejido Puebla, estaba quemando y saqueando la casa de una familia de Las Abejas de Acteal, y cinco días después, esa familia a quien se le había quemado su casa y pertenencias, fue masacrado con su esposa e hijo, junto con los 45 en el campamento Civil por la Paz, Los Naranjos, en la comunidad de Acteal.

Ante la escalada de violencia resurgida en Chenalhó, en donde los mismos patrones y tácticas de terror y de muerte, se repiten al igual como en los hechos previos a la Masacre de Acteal, les preguntamos directamente a Andrés Manuel López Obrador y a Alejandro Encinas, ¿Creen que los “acuerdos amistosos”, son las herramientas eficaces en los casos en los que niñas y niños, ancianos y ancianas, mujeres y hombres en Aldama y Santa Martha, están pasando frío, hambre hasta incluso están al borde de la muerte?

Nosotras y nosotros sobrevivientes y familiares de las víctimas de la Masacre de Acteal y la Organización de Las Abejas de Acteal, queremos que haya UNA JUSTICIA Y PAZ verdaderas en los pueblos de Aldama y Santa Martha Chenalhó, como así deseamos en otras partes de México y del mundo. Porque el verdadero pacifismo y la Lucha No Violenta, no se trata de pensar en sólo nosotros, sino, pensar en las y los demás.

Y si nos permiten una palabra, nuestros hermanos y hermanas de Aldama y Santa Martha Chenalhó: Los conflictos y diferencias internos existen de por sí, pero también existen métodos pacíficos que nos llevan a una solución verdadera. El que resuelve algún conflicto con odio y con armas y cree que matar a su prójimo es la solución; en realidad es que no tiene la capacidad de conciencia y respeto así mismo, los invitamos a recapacitar, el odio destruye.

También recuerden hermanos, que los partidos políticos, los patrones de las fincas, los ricos y los malos gobiernos, son quienes han traído a nuestras comunidades y pueblos, las divisiones y los conflictos.

Por eso nosotros, ya nunca más confiamos en los gobiernos ni en los partidos políticos, sino, que confiamos en nuestra propia lucha y esfuerzo y en las mujeres y hombres que también luchan y resisten como nosotros, y sobre todo en la fuerza y del amor de la Madre Tierra, de nuestra Madre la Virgen de la Masacre de Acteal, de las almas y sangre inocente de nuestras 45 hermanas y hermanos más los 4 bebés masacrados en Acteal y, de Papá-Mamá Dios quien nos da sabiduría y fuerza para buscar una justicia verdadera y libertad para todas y todos sus hijas e hijos.

Terminamos sosteniendo nuestra palabra que las y los sobrevivientes de la Masacre de Acteal y la Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal:

¡VAMOS POR EL INFORME DE FONDO DE LA CIDH!

Aceptar una justicia a medias, sería una traición a nuestras 45 hermanas y hermanos y más los 4 bebés no nacidos.

¡NO A LA SOLUCIÓN AMISTOSA!

Hermanas y hermanos, compañeras y compañeros de lucha y de la construcción de una justicia verdadera para los pueblos de México y del mundo, en este mes de agosto, les volvemos a pedir hagan difusión de esta palabra y que llegue a muchos lugares, pero sobre todo a los corazones de las personas, para que así se convenzan a unirse a nuestra justa causa, por la justicia, la paz y la vida.

Desde Acteal, Casa de la Memoria y de la Esperanza, la memoria grita:

¡ALTO A LA VIOLENCIA EN ALDAMA Y SANTA MARTHA!

¡NO MÁS DESPLAZAMIENTOS FORZADOS!

Atentamente,

La Voz de la Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal.

Por la Mesa Directiva

Simón Pedro Pérez López Hilario Jiménez Pérez

Presidente. tesorero

Francisco López Sántiz

subpresidente

Por el representante de los sobrevivientes y familiares de víctimas de la Masacre de Acteal:

Elías Gómez Pérez

Tags:
About Author: asbaeza