Print Friendly, PDF & Email

Tomado de jornada

Gustavo Leal F.*

Para Carlos Martínez, director general del Infonavit, en la 4T ese instituto «debe ser más cercano a la gente replanteando su misión en beneficio de los trabajadores», cumpliendo estrictamente con Ley-Infonavit, los artículos 17, 25 y 30 de la Declaración Universal de Derechos Humanos y el artículo 11 del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales –y su Protocolo– en materia de vivienda. Sin embargo, no todos sus funcionarios parecen seguirlo.

Siendo secretario de Hacienda José Antonio Mead (con el FMI al lado), el entonces responsable de la Unidad de Unidad de Seguros, Pensiones y Seguridad Social de esa secretaría, Óscar Vela Treviño, defendió a capa y espada el fallido diseño de los 23 años del Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR). Para ello, proponía «fortalecer» las pensiones autofinanciadas enla Afore amputando el derecho a la vivienda de los jóvenes.

En 2016 Mead, consideró «como una opción» fortalecer la integración de las contribuciones obligatorias al Infonavit con el sistema de pensiones. Y, en 2017, Vela estimó que «integrar» el ahorro para vivienda al fondo para retiro, «elevaría» las aportaciones para pensión de «inmediato». Esa integración «añadiría», cinco puntos de aportaciones que suman 6.5 por ciento entre patrón, trabajador y gobierno, «llevándolas» a 11.5 por ciento. Y todavía agregó una «segunda ola de reformas» en que México «tiene que estar preparado para diseñar, proponer y luego implementar cambios que van a afectar a las próximas generaciones».

Su dictado afectaría a los jóvenes con la «integración» del ahorro para vivienda al fondo de retiro, y a los jubilados y pensionados con la hipoteca inversa. Con esta «nueva» figura, sostuvo entonces Vela, un pensionado «podrá» vender su casa a una institución financiera y «vivir» en ella, recibir el pago «mes a mes» –de por vida– y «entregarla» cuando fallezca. Esa hipoteca «ya» se emplea en Inglaterra, Estados Unidos, Canadá y España”, remató.

Con ese «diseño» de Vela la siguiente generación, los jóvenes, perderían por partida doble: tanto su derecho a una vivienda «digna», además de que, por la hipoteca inversa, nada heredarían. Mientras, jubilados y pensionados verían escurrírseles entre los dedos un patrimonio –ganado a pulso– gracias a una leonina hipoteca inversa.

Sorprendentemente, como ocurre también con el conflicto de interés del ex presidente de la Amafore, Noriega Curtis, hoy al frente de la Unidad de Seguros, Pensiones y Seguridad Social de la SHCP-4T y de Juan Lozano Tovar ,quien se desempeña –con anuencia de la secretaria de Economía, Graciela Márquez, en el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial, Óscar Vela, hoy engrosa la lista de tecnócratas neoliberales reconvertidos en funcionarios de la 4T como subdirector de Planeación y Financiera y Fiscalización del Infonavit.

Durante unos cuantos meses guardó prudente silencio. Pero al calor del «Acuerdo para el fortalecimiento de la pensiones», firmado por AMLO el 22 de julio pasado con empresarios y trabajadores (gobierno de México, Secretaría de Hacienda, Comunicado Nº 061) que sepulta el anhelo del sistema pensionario deseable para México, Vela se sumó al coro de aplaudidores contribuyendo con una declaración pública que sólo simula cumplir con el artículo tercero de la Ley del Infonavit para seguir defendiendo el fracasado SAR.

En esa declaración Vela sostiene –nuevamente, como en 2017– que con el “Acuerdo“ se trata de «buscar» que los cambios propuestos «logren» un sistema amplio y diversificado de ahorro para el retiro que fortalezca todo el «patrimonio» de los trabajadores; compuesto éste del ahorro para el retiro y vivienda. Y subraya: si con el «acuerdo» el ahorro en Afore alcanzará 15 por ciento del salario, entonces el conjunto completo del ahorro mensual «patrimonial» será de 20 por ciento, porque el ahorro para vivienda, de acuerdo con la ley, se invierte en el Infonavit y también capitaliza para el largo plazo ( Excélsior, 27/7/20). A marzo 2020, el Fondo de Apoyo a las Necesidades de Vivienda de los Trabajadores del Infonavit reúne casi 161 mil millones de pesos de recursos de los trabajadores ( El Economista, 21/8/20).

En suma: Vela agrega –como en el periodo neoliberal– a 15 por ciento que contempla el «acuerdo», 5 por ciento del ahorro para vivienda de los trabajadores. En plena 4T la misma recomendación del FMI de 2017! Pero el artículo tercero de la Ley-Infonavit establece que esos recursos son para vivienda y no para ampliar «patrimonio» alguno.

Como Noriega en la SHCP-4T y Lozano en la Secretaría de Economía, Óscar Vela Treviño sigue siendo fiel operador del FMI y muy lejano a la 4T y sus 30 millones de electores. Y, por supuesto, del director general del Infonavit, Carlos Martínez.

Todo para no tocar la médula del SAR que, lamentablemente, preserva el «Acuerdo para el fortalecimiento de la pensiones» impulsado por el propio presidente López Obrador.

*Universidad Autónoma Metropolitana-Xochimilco

Tags:
About Author: asbaeza