Print Friendly, PDF & Email

Es «un preso de consciencia» y «debe ser liberado de manera inmediata e incondicional». Según AI, el activista «fue arrestado únicamente por ejercer su derecho a la libertad de expresión y asociación», y «se le ha negado el acceso a un abogado o el contacto con su familia»

Tomado de palestinalibre

Amnistía Internacional (AI) exigió hoy a las autoridades israelíes que liberen a Mahmud Nawaja, coordinador en Cisjordania ocupada del movimiento Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) a Israel, que está arrestado desde la semana pasada y es considerado «un preso de consciencia» por la ONG.

Nawaja «debe ser liberado de manera inmediata e incondicional», dijo la organización en un comunicado.
Según AI, el activista «fue arrestado únicamente por ejercer su derecho a la libertad de expresión y asociación», y «se le ha negado el acceso a un abogado o el contacto con su familia» desde su detención el pasado 30 de julio, cuando el Ejército israelí irrumpió en su domicilio de Ramala sin presentar orden de arresto ni revelar los cargos por los que se lo llevaron.

Desde entonces, está encerrado en un centro de detención de la ciudad israelí de Haifa, lo que para AI supone «una violación de la ley internacional humanitaria, que prohíbe el traslado de detenidos desde territorio ocupado a territorio de la potencia ocupante».

Según su letrado, el Servicio de Seguridad Interior israelí, Shin Bet, acusa a Nawaja de pertenecer «a una organización ‘ilegal’ a la que prestó servicios», pero aún no se han presentado cargos formales en su contra, y su caso se revisará este domingo en una audiencia judicial.

Nawaja trabaja desde 2014 para el BDS, que promueve el boicot a empresas e instituciones israelíes hasta que termine la ocupación de los territorios palestinos.

Las autoridades israelíes consideran que es un movimiento antisemita, y reformaron una ley en 2017 por la que se permite rechazar el acceso al país de personas que apoyan el boicot.

En los últimos años hubo casos polémicos en los que se negó la entrada a personalidades, representantes de organizaciones políticas internacionales o políticos, lo que levantó polvareda entre grupos de defensa de los derechos humanos, que critican a Israel por este tipo de medidas y lo consideran una amenaza para el activismo.

Según AI, «ha habido una escalada de actos de intimidación por parte del Gobierno israelí» que «ha creado un entorno cada vez más peligroso para defensores de los derechos humanos y otras voces que critican la continua ocupación militar», lo que se ha evidenciado con «detenciones arbitrarias, restricciones de movimiento» o «abusos del derecho penal para atacar u hostigar a tales individuos».

Fuente: Lavanguardia.com

Tags:
About Author: asbaeza