Print Friendly, PDF & Email

Quedan 137 de 386 obreros en la huelga iniciada en 2007

Tomado de jornada

Sergio Ocampo Arista
Corresponsal
Periódico La Jornada
Domingo 2 de agosto de 2020, p. 25

Taxco De Alarcón, Gro., Abandonadas prácticamente por Grupo México, de Germán Larrea Mota Velasco, a raíz de la huelga que cumple 13 años, en las minas El Solar, ubicada en la cabecera municipal de Taxco; La Concha o San Antonio, en el pueblo de El Fraile, y Los Remedios, en la comunidad de Tehuilotepec, sólo algunos trabajadores permanecen de guardia.

Pese al tiempo transcurrido (la huelga comenzó el 30 de julio de 2007), la extracción de los metales preciosos y el mal manejo de residuos han dejado secuelas: a un costado de la entrada a la mina se observan los jales y como para aparentar que no hay problemas de salud y al medio ambiente, la empresa sembró algunos árboles «que no dan fruto, pues tienen alto grado de plomo», dice Gerardo Segovia.

Las minas que operan en Taxco han provocado problemas de salud entre habitantes de comunidades cercanas a donde se realizaban labores de exploración. Las tres han sido denunciadas por el mal manejo de los residuos tóxicos.

Durante el recorrido, Gerardo Segovia Alcántara, miembro del comité de huelga y vocal del consejo de vigilancia y justicia del sindicato, señala la gravedad del problema: Los jales de la mina La Concha «han contaminado el río que pasa por varios pueblos, debido al uso del cianuro que permite separar los metales y funciona como imán para jalar el oro; lo malo es que los residuos se van al río, la gente lo usa para lavar trastes y ropa, o para guisar».

Al río contaminado se le conoce como de La Cañada, cruza por los pueblos de El Fraile, Santa Rosa, Dolores, Las Joyas y El Ejido: «Esa agua afectada va a dar a las comunidades de Taxco el Viejo y de Puente Campuzano, y de ahí al río Balsas».

En recorrido por algunas comunidades, La Jornada constató los efectos que los residuos de la mina dejaron a su paso. Hay cientos de familias afectadas, como Silvia Hernández, quien vive en El Fraile, hace 23 años fue diagnosticada con plomo en la sangre, que derivó en cáncer. Cuando no llueve, agrega Silvia, «aquí en El Fraile recolectamos el agua que baja por bombeo de uno de los cerros, que retienen desde hace años los desechos tóxicos recubiertos por una capa de 30 centímetros de tierra. En mi caso, el plomo en la sangre me ocasiona mareos, dolores y otros síntomas».

Moisés Martínez es uno de los 137 mineros, de los 386 iniciales, que siguen en la huelga de la sección 17 del Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros Metalúrgicos y Siderúrgicos de la República Mexicana (Sntmmsrm), con sede en Taxco, junto con las de Sombrerete, Zacatecas; y Cananea, Sonora.

«Hasta el cierre de la mina se extraían más de 2 mil toneladas de material pétreo que después de un proceso se extraía de ellos oro, plata, plomo, cobre y zinc, en los tres turnos de las minas El Solar, La Concha (o San Antonio) y El Fraile; y Los Remedios, en la comunidad de Tehuilotepec», señala Gerardo Segovia Alcántara, durante un recorrido por el yacimiento La Concha, ubicada a unos 8 kilómetros de la ciudad de Taxco, en compañía de La Jornada.

Moisés González Ramos, trabajador minero, señala: «Mi padre Jesús González Ramos trabajó 55 años en la mina, durante ese tiempo tuvo sólo una incapacidad y apenas dos faltas, a causa de su luna de miel; se jubiló porque lo sacó la empresa, tenía 74 años de edad. También tuvo cinco cargos pero sólo le pagaban un salario», agregó.

Posteriormente lo sacaron del sindicato y se lo llevaron como jefe de confianza durante 27 años, pero «al llegar el Grupo México, de Germán Larrea Mota Velasco, lo sacaron y lo obligaron a que se jubilara y sólo le dieron 22 mil pesos; y de sus años como sindicalizado recibió menos que esta cantidad».

Vía telefónica, Austreberto Martínez, medio hermano de Jesús González, recordó: «Yo ingresé en 1952 a la mina, en ese tiempo pertenecía a la Industrial Smelting Company (que inició en 1902 los trabajos de explotación); tenía 16 años, me jubilé al cumplir 34 años de trabajo». Dijo que entró como peón de patio en unos carros que transportaban a la gente a los socavones: «Yo entré en la mina La Concha y ese mismo año (1952) fundé la banda de guerra, cuando era dirigente del sindicato Napoleón Gómez Sada. Él nos dio los instrumentos; para 1959 empezamos a desfilar en Taxco en una procesión a la Virgen de Guadalupe».

“Me jubilé en septiembre de 1986, me dieron 500 mil pesos, de los de entonces. Mi hermano (Jesús González), entró a la mina mucho antes que yo; trabajó mucho dentro de la mina, dentro de los colados, él fue carpintero, y jefe del departamento, a mí los compañeros me decían «El Mulazo».

Los declarantes recordaron que las demandas centrales son: rescate de los 63 mineros que quedaron atrapados en la mina Pasta de Conchos, en San Juan de Sabinas, Coahuila; que Grupo México cumpla con las garantías de seguridad social para 137 trabajadores mineros de Taxco, entre otras. Cabe mencionar que en los 13 años de huelga participaron 386 trabajadores que demandaban seguridad social y autonomía sindical, ahora quedan en el movimiento 137 mineros, otro tanto aceptó su liquidación, mientras 12 fallecieron.

Tags:
About Author: asbaeza