Print Friendly, PDF & Email

Tomado de cubadebate

La pandemia del coronavirus ha golpeado con fuerza a la economía de Alemania, la mayor potencia de la Eurozona. Su producto interior bruto (PIB) se hundió un 10,1% en el segundo trimestre respecto al anterior, según los datos publicados este jueves por el organismo estadístico del país, Destatis. Esta es la mayor caída trimestral desde que hay registros (los datos comenzaron a recopilarse en 1970).

El banco central alemán, el Bundesbank, ya anticipó a principios de semana que el desplome del PIB en el segundo trimestre sería histórico. No obstante, ha sido peor de lo anticipado por el consenso de analistas, que esperaba una caída del 9% trimestral y del 10,9% interanual.

La Oficina Federal de Estadística (Destatis) ha indicado que la caída fue finalmente más del doble de la más alta registrada durante la crisis financiera y económica de 2008 y 2009. En el primer trimestre del año el PIB alemán cayó un 2,2% con respecto al último trimestre de 2019.

Entre abril y junio tanto las exportaciones como las importaciones tuvieron una fuerte caída, lo mismo que la demanda interna y las inversiones en equipo.

Caída interanual récord

Con respecto al segundo trimestre de 2019 la caída del PIB fue del 11,7%, una bajada más fuerte que todas las registradas durante la crisis financiera y económica.

La caída interanual más fuerte hasta ahora había sido del 7,9% en el segundo trimestre de 2009. La bajada trimestral más fuerte se había dado en el primer trimestre de ese mismo año con un 4,7%.

“Ahora es oficial, estamos ante la recesión del siglo. Lo que no habían logrado ni los crash bursátiles ni la crisis del petróleo lo ha conseguido un ser diminuto de 160 nanometros de tamaño llamado corona” , ha asegurado el economista del Dekabank Andreas Scheurle.

Los expertos esperan que en el tercer trimestre se inicie un proceso de recuperación y el Instituto Alemán de Estudios Económicos (DIW) de Berlín, por ejemplo, pronostica para el tercer trimestre un crecimiento de en torno al 3%.

Eso se debe a que muchas de las restricciones relacionadas con la lucha contra el coronavirus se han relajado y a que el paquete coyuntural del Gobierno puede darle un impulso importante a la actividad económica.

También desde ING Economics se muestran optimistas en este sentido: “El peor trimestre de la historia [para la economía alemana] podría ser seguido por el mejor trimestre de la historia”, aseguran estos expertos que, no obstante, prevén que la recuperación será “desigual”.

Asimismo, el DIW advierte que se necesitarán cerca de dos años para recuperar lo perdido con la recesión actual. “Será un lento regreso a la normalidad”, afirma en la misma línea Oliver Rakau, analista de la consultora Oxford Economics.

Para el experto en estudios coyunturales del Instituto de Investigaciones Económicas (IfW) de Kiel, Stefan Koothts, la crisis aún no se ha superado aunque sí el punto más crítico de la misma. “Alemania sentirá sus consecuencias durante largo tiempo. Aunque en este trimestre la economía creciera un 7% solo podrá alcanzar el nivel anterior a la crisis a finales del año próximo”, ha indicado en un comunicado.

El Gobierno alemán cuenta en sus previsiones con que el PIB de este año esté un 6,3% por debajo del nivel de 2019. La mayor caída hasta ahora había sido en 2009 con un 5,7 por ciento.

Las cifras del segundo trimestre se conocen justo en un momento en que en Alemania hay preocupación por una posible segunda ola del coronavirus debido a los aumentos de los nuevos contagios en diversos lugares del país.
El mercado laboral sigue bajo presión

Este jueves también se ha conocido que el índice de desempleo en Alemania ha subido en julio al 6,3%, hasta llegar a los 2 910 000 parados, 635 000 más que hace un año, según la oficina federal de Trabajo (BA), que vinculó el incremento al impacto del coronavirus.

El aumento en julio del índice de paro fue de una décima comparado con el dato del mes precedente y, según la fuente, el mercado laboral alemán “sigue estando bajo presión aunque la economía se encuentre en el camino hacia la recuperación”.

La subida, en relación con la caída de la economía, ha sido relativamente moderada. La BA lo ha atribuido a la cantidad de trabajadores inscritos en Kurzarbeit, la fórmula de jornada reducida a la que se han acogido numerosas empresas alemanas durante la pandemia.

(Tomado de El Economista)

Tags:
About Author: asbaeza