Print Friendly, PDF & Email

Tomado de jornada

El opositor Leopoldo López planificó la fallida incursión

Afp

Periódico La Jornada
Domingo 28 de junio de 2020, p. 24

Caracas. El gobierno de Nicolás Maduro acusó ayer al líder opositor Leopoldo López de planificar una fallida incursión armada a Venezuela desde la residencia del embajador de España en Caracas, donde está en calidad de huésped desde hace más de un año.

«¿Está de acuerdo el embajador de España (Jesús Silva), está de acuerdo el gobierno de España, con que en su sede, en la sede de su residencia, se hayan dado estas reuniones donde Leopoldo López iba evaluando: cuánta gente puedes matar tú, cuánta gente puedes matar tú, cuántas bombas puedes poner tú, cuántas bombas puedes poner tú, cuánto me vas a cobrar?», dijo el ministro de Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, en una declaración en el palacio presidencial en Caracas.

Rodríguez se hizo eco de un artículo del diario estadunidense The Wall Street Journal que indica que López, mentor político del jefe legislativo opositor Juan Guaidó, «estuvo detrás de un esfuerzo de meses para contratar mercenarios a fin de derrocar» a Maduro, que derivó a principios de mayo en una fallida incursión marítima.

De acuerdo con la publicación, López y otros aliados analizaron «al menos seis propuestas» de compañías de seguridad privadas.

Según el gobierno y reportes de prensa, Guaidó –reconocido como presidente encargado de Venezuela por medio centenar de países, entre ellos Estados Unidos– terminó firmando un contrato con la empresa Silvercorp USA.

«¿Sabe el embajador de España y sabe el gobierno de España que Leopoldo López ha hecho y sigue haciendo repetidas videoconferencias con el único fin de insistir en sus planes de asesinar al presidente Nicolás Maduro?», continuó Rodríguez.

López está en la residencia del embajador de España desde que escapó de su arresto domiciliario durante un fallido alzamiento de un grupo de militares, en apoyo a Guaidó, el 30 de abril de 2019.

Caracas acusa a Estados Unidos y Colombia de haber apoyado la Operación Gedeón –lo que niegan Washington y Bogotá– con la que se pretendía secuestrar a Maduro y llevarlo a Estados Unidos.

Las autoridades arrestaron a decenas de disidentes del ejército venezolano y «mercenarios», entre ellos los militares retirados estadunidenses Luke Alexander Denman y Airan Berry, quienes fueron imputados por «terrorismo» y otros cargos.

Por otra arte, la Organización de Estados Americanos (OEA) rechazó la designación «ilegal» del Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela y recordó que se necesitan unos organismos independientes para celebrar unas elecciones «justas, libres y transparentes» en el país.

De esta forma, el Consejo Permanente de la OEA ha decidido condenar el «continuo acoso ejercido por el régimen ilegítimo de Nicolás Maduro» y su actuación contra las funciones que le otorgan las leyes venezolanas a la Asamblea Nacional y a los partidos políticos e instituciones democráticas, según la organización.

También han aprobado, con 21 votos a favor, rechazar «en los más enérgicos términos» la designación de los nuevos miembros del CNE por parte del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), así como la «ilegal designación» de las directivas de los partidos Primero Justicia y Acción Democrática.

El ministro de Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza, respondió que el destino final de la OEA es el «basurero de la historia». En su cuenta de Twitter, el funcionario declaró: «Ni siquiera podemos afirmar que la OEA está en ruinas. De ella sólo queda una serie de escombros apilados en un rincón de Washington. Lástima, una organización multilateral pulverizada por el servilismo».

Tags:
About Author: asbaeza