Print Friendly, PDF & Email

Tomado de jornada

Antonio Gershenson

El régimen de Nicolás Maduro anunció que escoltará con naves y aviones de la Fuerza Armada a los buques petroleros que Irán envió a Venezuela. Así lo vimos el pasado 21 del presente en diversos medios de información, incluido el diario La Jornada. Implícitamente, se rechazará un posible ataque de Estados Unidos.

El ministro de Defensa del país bolivariano expresó su agradecimiento al pueblo de Irán: «Ya hemos establecido contacto con el ministro de Defensa iraní, todos esos buques cuando entren en nuestra zona económica exclusiva serán escoltados por naves, buques y aviones de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana para darles la bienvenida, y decirle al pueblo iraní gracias. Gracias por tanta solidaridad y por tanta cooperación en medio de estas dificultades que está enfrentando toda la humanidad».

De acuerdo con el informe del Marine Traffic, el pronóstico de la llegada en este mismo mes de los cinco buques iraníes, es el siguiente: Fortune, sábado 23 de mayo; Petunia, miércoles 27; Forest, miércoles 27; Faxon, sábado 30, y Clavel, martes 2 de junio.

Las acciones que ha llevado a cabo el presidente constitucional de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, han sido expresión de soberanía y una muestra de autodeterminación. El gobierno bolivariano ha recurrido a Irán y este país ha aceptado otorgar el apoyo.

Como país soberano tiene relación comercial y diplomática con muchos países en el mundo. A quienes rechazan el vínculo, dice el presidente Maduro, no los convierte en enemigos tampoco. Ha manifestado el deseo de tener nexos con todo el mundo, lo que habla de ser un país libre y pacifista.

El hecho de solicitar gasolina para el consumo interno no quiere decir, por ningún motivo , que «agacha la cabeza» y no dejará que, para resolver las necesidades de energéticos, Venezuela admitirá imposición de ninguna condición por parte de Estados Unidos o de ningún otro país. En los discursos de Maduro reitera su calidad de país independiente, libre y soberano. Ése es el camino.

Hojjatollah Soltani, embajador de Irán ante Venezuela, informó que su gobierno ha enviado cinco buques tanque a ese país latinoamericano. Las relaciones económicas de ambos países, pertenecientes a la OPEP, reafirma el derecho a comerciar libremente con otras naciones.

Estados Unidos ha sancionado recientemente a los dos países, como lo ha venido haciendo con muchos otros. Ésta es la política diplomática y comercial estadunidense. Inventar vínculos con el narcotráfico y con el terrorismo es la vía más fácil para justificar los intentos de invasión o para remover a los gobiernos progresistas.

Hassan Rouhani, presidente de la República Islámica de Irán, ha enviado cinco buques tanque hacia América. El importante cargamento consiste en equipos, repuestos y accesorios para el procesamiento y la refinación. Venezuela necesita combustible e insumos para el suministro de alimentos, así como para garantizar la movilización de transporte público y militar y para su desarrollo, en general.

El total del cargamento de los cinco buques es millonario. Y la cantidad de gasolina que proveerá resolverá de forma importante la necesidad de combustible. Pero, lo más importante, es que las refinerías que se rehabilitarán, o están en proceso de reconstrucción, devolverán al complejo petrolero más importante de Venezuela su capacidad productiva de antaño.

Lo anterior garantizará el abasto de energéticos para fortalecer su economía. Millones de barriles de petróleo se procesarán diariamente y volverán a producirse, también, millones de litros de gasolina, de aceites y demás derivados.

Irán y Venezuela, países agredidos por Estados Unidos, han tenido sus respectivas historias de alta productividad desde la independencia de ambos. Dichos gobiernos defenderán la independencia que los llevó a ser dos de los más productivos de energéticos en el mundo. Nuevamente, un país grande y poderoso en armamento intenta someter a dos países con 82 millones 360 mil habitantes y 28 millones 870 mil 195, respectivamente, cuyas poblaciones han sufrido las medidas de una diplomacia deficiente como la estadunidense.

Recordemos que, tecnológicamente hablando, también han sido reconocidos. Y ambos países han recuperado la industria petrolera de líderes corruptos, así como lo lleva a cabo el actual gobierno de México, país, por cierto, donde se capacitaron hace tiempo, petroleros venezolanos.

Es claro que Irán no va a permitir ningún acto de sabotaje o nueva piratería marítima por parte de Estados Unidos. Los mensajes enviados por Amir Hatamí, ministro de Defensa de Irán, van en el sentido de recurrir a medidas contundentes para defender su libertad de comerciar con el país que lo desee.

Estados Unidos abandonó el Tratado de Cielo Abierto, situación que compromete el envío de los buques porque, según la ONU, “un país tiene en su zona económica exclusiva soberanía para la ‘exploración y explotación’ de recursos, pero terceros estados tienen libertades de navegación y sobrevuelo”.

El país bolivariano enfrenta de nuevo a Estados Unidos, cuya propuesta es la política de obstrucción a la libertad de comercio. El presidente Maduro propone la libertad de libre comercio, en este caso, del petróleo. El camino de la paz debe ser la única opción, como lo asegura la abogada Delcy Rodríguez, vicepresidenta de Venezuela.

antonio.gershenson@gmail.com

Tags:
About Author: asbaeza