Print Friendly, PDF & Email

Tomado de rebelion

Fuentes: Umoya

Las mujeres son las más vulnerables y, al mismo tiempo, las más implicadas en la lucha contra la pandemia. Las africanas que trabajan en el sector sanitario no son la excepción y la prensa se ha hecho eco de su compromiso diario.

Con la fuerza de sus brazos en Uganda

En Uganda, un periódico nacional habla de las proezas de una enfermera. Esta es la profesión de Doris Okudinia, cuyo gesto salvador se ha hecho viral en el país gracias a las redes sociales. Según el Daily Monitor, el 11 de abril de 2020 la mujer recorrió dos kilómetros trasladando a un paciente en silla de ruedas desde el centro de salud de Ediofe hasta el hospital regional de Arua, al norte del país, después de haber esperado en vano a que llegara una ambulancia del distrito.

«No fui yo quien decidió utilizar la silla de ruedas. (La acompañante del paciente) gritó y dijo: “Si tienen una silla de ruedas, déjennosla para trasladarle”. La ayudé de inmediato, pensé que si la ambulancia nos alcanzaba, podría subirnos para continuar el viaje», reveló la enfermera al periódico. Esta situación ocurrió porque antes de decidir trasladar así al paciente, el centro de salud llamó a un «boda boda» (una moto-taxi), que rechazó la carrera para respetar las instrucciones emitidas por el país y evitar así la propagación de la COVID-19.

Una «armada de mujeres» en Etiopía contra la COVID-19

En Etiopía, según un artículo de la Thomson Reuters Foundation, una de las estrategias para la lucha contra el nuevo virus es «una armada» de mujeres profesionales del ámbito sanitario. En él se puede leer que «estas 40.000 mujeres se encargan de mejorar la higiene de las ciudades que crecen sin orden y de los pueblos aislados, de vigilar los nuevos casos y de disipar los mitos sobre la COVID-19, que ya ha afectado a más de 10.000 personas en África».

Según Temesgen Ayehu, miembro del Ministerio de Salud etíope, «la confianza que (estas mujeres) han construido a lo largo de los años nos ayudará a llegar a las comunidades lo antes posible». Aunque esta red se esté ampliando ahora, no es reciente. Sirve para dar respuesta a las preocupaciones sanitarias de las diferentes comunidades desde hace años.

«La tercera línea de defensa»

Maya Morsy, presidenta del Consejo Nacional de Mujeres de Egipto (el «National Council for Women», la única organización femenina independiente del país), rindió homenaje a principios de abril a las mujeres médicas y enfermeras. La presidenta comparó su papel actual con el que las mujeres tuvieron durante la revolución.

Según Egypt Today, ha declarado que, «al igual que las egipcias fueron la tercera línea de defensa de la patria durante la revolución del 30 de junio (en 2011), las médicas y las enfermeras son, actualmente, la tercera línea de defensa de la patria en esta pandemia».

Trece ministras de Salud luchan contra el nuevo coronavirus

La radio keniata Capital FM ha hecho el recuento: actualmente trece africanas presiden un ministerio de Salud que debe organizar la lucha contra la COVID-19. Están en Angola, Burkina Faso, el Congo, Egipto, Eritrea, Etiopía, Esuatini, Guinea-Bisáu, Liberia, Mozambique, Somalia, Tanzania y Uganda.

La revista Forbes confirmó que los países dirigidos por mujeres son los que mejor han gestionado la pandemia hasta el momento. Este liderazgo femenino es, por tanto, un buen augurio para estos países. Amina Jane Mohammed, la Secretaria General Adjunta de las Naciones Unidas, también retuiteó el artículo en Twitter para gran alegría de su autor, Patrice Apkah, quien publicó una biografía más o menos extensa de estas mujeres políticas a cargo de la sanidad de sus compatriotas en el continente.

Texto original: Oeil D’Afrique (19 de abril de 2020). «Coronavirus en Afrique : des «héroïnes» du secteur de la santé racontées par les médias», en Oeil D’Afrique.

Traducido por Fátima Gómez Cáneba para Umoya.

Fuente: https://umoya.org/2020/05/13/coronavirus-africa-mujeres-sector-sanitario/

Tags:
About Author: asbaeza