Print Friendly, PDF & Email

Tomado de jornada

Retiró los equipos con desperfectos

Estaban en uso antes de ser enviados a nosocomios del valle de México, aseguró

Ángeles Cruz Y Laura Poy

Periódico La Jornada
Viernes 8 de mayo de 2020, p. 3

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) admitió que los 115 ventiladores que hizo trasladar de cinco estados para atender pacientes con Covid-19 en institutos nacionales de salud y hospitales federales del valle de México tienen «desperfectos», por lo que fueron retirados y están en «revisión».

Médicos de los hospitales que la semana pasada recibieron los equipos en calidad de préstamo afirmaron que los ventiladores mecánicos llegaron rotos, algunos no tenían monitores, cables o mangueras, por lo que era imposible que funcionaran «ni donde estaban ni en los hospitales a donde fueron enviados».

Ayer, el IMSS afirmó que los equipos, enviados el 4 de mayo desde las representaciones estatales en Nuevo León, Sonora, Jalisco, Hidalgo y Querétaro, «hasta antes de su traslado se encontraban en uso en esas unidades médicas». Agregó que los ventiladores «se encuentran en revisión por ingenieros biomédicos del IMSS, quienes evalúan los desperfectos que pudieron sufrir por los traslados desde esas entidades a la Ciudad de México».

Sin embargo, los especialistas señalaron que si se hubieran descalibrado o desajustado durante el traslado –como dice el Seguro Social–, los ingenieros biomédicos de los nosocomios habrían podido hacer los ajustes necesarios, «pero no era eso, no servían», insistieron los galenos, quienes reiteraron que persiste la necesidad de los equipos.

Con base en el plan de reconversión de la Comisión Coordinadora de los Institutos Nacionales de Salud y Hospitales de Alta Especialidad (Ccinshae), ocho de éstos pueden incrementar su capacidad de atención para enfermos graves «siempre que lleguen los ventiladores», insumo indispensable, además de equipos complementarios, para ayudar a quienes presenten insuficiencia respiratoria grave.

De acuerdo con las previsiones de la Secretaría de Salud (Ssa), en las siguientes dos semanas la zona metropolitana del valle de México llegará al pico máximo de la curva pandémica. En ese momento habrá alrededor de mil 800 personas intubadas y con ventilación mecánica asistida.

Los ventiladores que el IMSS prestó a la Ccinshae se llevaron a los hospitales Regional de Alta Especialidad de Ixtapaluca, General de México, Juárez de México y Manuel Gea González, donde directivos y médicos especialistas constataron que no servían.

El IMSS admitió que la comisión le solicitó llevarse los equipos, «ya que no se encontraban en óptimas condiciones para ser utilizados», por lo que fueron retirados el 6 de mayo para su revisión y continuar con su uso en los hospitales del Seguro Social, una vez que se arreglen los desperfectos.

Tags:
About Author: asbaeza