Print Friendly, PDF & Email

Tomado de jornada

Hacen largas filas para sepultar a las víctimas del Covid-19

Sputnik, Europa Press, Reuters, Ap y Afp

Periódico La Jornada
Viernes 3 de abril de 2020, p. 2

Montevideo. La ciudad de Guayaquil, Ecuador, con mil 941 casos del nuevo coronavirus, está en un «completo» colapso sanitario, debido a que cientos de personas mueren por día y aún hay 100 cuerpos en las calles que no han sido recogidos por las autoridades, denunció ayer el activista Yang Chang, de la Coordinadora de Organizaciones Sociales del Guayas.

América Latina y el Caribe suman 615 fallecimientos y 22 mil 157 contagios del Covid-19.

“Hay una cantidad de cuerpos no levantados en Guayaquil producto del colapso sanitario público; ayer se recogieron 350 cadáveres (…) Estimamos que hay más de 100 sin ser recogidos sólo en Guayaquil”, afirmó Chang.

Consideró que los datos que brinda el gobierno son «falsos», ya que muchos han fallecido con síntomas similares al Covid-19, como pulmonía y problemas respiratorios, pero nadie les realiza una prueba.

Con 17 millones de habitantes, Ecuador es el tercer país de América Latina con mayor número de contagios: 2 mil 748 casos y 98 fallecimientos, 63 de ellos en Guayaquil, donde se ubica 70 por ciento de los casos, en la provincia de Guayas.

En las afueras de los cementerios del puerto de Guayaquil se han formado largas filas de familiares en busca de un lugar para enterrar a los suyos, según imágenes de medios locales.

Chang señaló que el sistema sanitario dio la orden de cremar gratis a todos los fallecidos por Covid-19, pero muchos no han podido confirmar la causa del deceso de sus familiares.

«La cremación cuesta más de mil 500 dólares y mucha gente no tiene acceso; muchas personas carecen de vivienda, recursos básicos, hay falta de insumos para los hospitales, los médicos denuncian que no se está protegiendo la vida y lo de los cadáveres es la peor negligencia que podría haber cometido el Estado», señaló.

«En este momento lo que se visibiliza es una falta de interés por los sectores populares; el ejemplo más claro es que el Estado ecuatoriano pagó una parte de la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI) a pesar de tener una crisis sanitaria», reflexionó Chang.

La versión oficial

Ecuador pagó al FMI 325 millones de dólares de capital de sus bonos 2020, el pasado 23 de marzo.

El embajador de Ecuador en España, Cristóbal Roldán, aseguró que es falso que los restos de víctimas del coronavirus se acumulen en las calles; afirmó que sólo ha habido «casos puntuales», algunos sin relación con la pandemia, y atribuyó el escándalo al «correísmo» para «desestabilizar al gobierno», en alusión al ex presidente Rafael Correa (2007-2017) y cuyos programas sociales desmontó su sucesor y actual mandatario, Lenín Moreno.

Roldán responsabilizó a Correa de orquestar esta supuesta campaña de desinformación, que según él se llevaría a cabo mediante “trolls que vienen de Venezuela, Rusia e Irán” para “inundar de falsos rumores, de fake news”.

Jorge Wated, designado por Moreno para el manejo de los cadáveres, dijo anteayer que lograron «en estos tres días pasar de levantar 30 fallecidos diarios a 150, independientemente del trabajo de las funerarias y los panteones del país».

En respuesta, los guayaquileños comenzaron a publicar videos de cuerpos abandonados en las calles y mensajes de auxilio de familiares para enterrar a sus muertos.

En sectores que viven del día a día se les acaba sus alimentos debido a que están forzados por el gobierno de Moreno a hacer la cuarentena, denunció el asambleísta del opositor Revolución Ciudadana, Bairon Valle, quien explicó que muchos enfermos prefieren no ir a los centros de salud porque temen contagiarse del Covid-19; muchos mueren por no atenderse.

En Brasil, el presidente Jair Bolsonaro acusó a su ministro de Salud, Luiz Henrique Mandetta, de falta de humildad, y a su ministerio de favorecer la histeria, pero negó que vaya a cesarlo, mientras la curva de casos del coronavirus aún está a semanas de su pico en el país, pero su letalidad y la demora en los diagnósticos ya ponen bajo presión al mayor cementerio de Sao Paulo, con entierros exprés.

En días pasados los sepultureros del Vila Formosa I –ubicada en la periferia de Sao Paulo y con una extensión de 750 mil metros cuadrados–, provistos con trajes de protección blancos, máscaras y guantes, han tenido que trabajar sin interrupción entre un entierro y otro.

De 45 entierros diarios pasaron a unos 60. La sepultura se hace en 10 minutos, con escasos deudos, féretros cerrados, y en toldos dispuestos fuera de las capillas. Brasil tiene 8 mil 44 casos confirmados del coronavirus y 324 fallecidos.

En Argentina, con un férreo aislamiento decretado hasta el 12 de abril, y donde más de un tercio de su población vive en pobreza, hay miles de personas que no tienen dónde protegerse de la crisis sanitaria.

Según datos oficiales, mil 146 personas vivían en las calles de Buenos Aires en 2019. Pero según un recuento de organizaciones sociales y políticas, el número de los sin techo es de 7 mil 521 en la capital.

En otro efecto de la cuarentena, cientos de personas fueron desalojadas en días pasados sólo en Bogotá por la falta de recursos para pagar hospedajes, que en muchos casos cobran 1.2 dólares por cada cama, a pesar de que se prohibieron los lanzamientos en toda Colombia.

Perú reforzó las restricciones de circulación al prohibir que hombres y mujeres salgan juntos a la calle, debiendo alternar cada género su salida diaria. La insólita medida, que también aplicó Panamá, estipula que los varones sólo podrán salir de casa lunes, miércoles y viernes, y las mujeres martes, jueves y sábado. El domingo nadie podrá hacerlo.

Tags:
About Author: asbaeza