Print Friendly, PDF & Email

Tomado de piedepagina

Por Daliri Oropeza

El diagnóstico es grave y, puede empeorar. La Gestión autonombrada Cuarta transformación padece de consultitis; la próxima es en Mexicali. Son síntomas de “ejercicios participativos” altamente infecciosos por sus irregularidades. En suma, diputados ya trabajan en la ley general de consulta.

@Dal_air

Siempre voy a tener presente esa sensación de estar en la orilla del abismo. Previo a la consulta por el Nuevo Aeropuerto de Peña Nieto y con la campaña #YoPrefieroElLago echada a andar. Estabamos a la orilla de una descomunal mina de tezontle, de frente al precipicio rojo, con el miedo latente de resbalar, caer. Ahí, una habitante de Tepetlaoxtoc, donde perforaron y agujeraron casi 200 cerros, me permitió tomarle una foto: “Los derechos a la vida no se consultan, se respetan”.

**

Puede que la 4T tenga consultitis respecto a las definiciones y su proceder frente a megaproyectos y obras que atentan contra los derechos humanos fudamentales. Muchas las arrastran desde gobiernos pasados, otras son insignias de este gobierno.

Estos son algunos de los síntomas:

-Se realizan sobre decisiones ya tomadas, obras ya construidas, atropellos ya realizados. No tienen reglas claras, ni un órgano autónomo o independiente que las vigile o que las realice.

-Ninguna de las consultas ha sido imparcial, de alguna manera han presentado un sesgo que orienta la opinión. Todas las consultas realizadas se han dedicado a maquillar la información de las repercusiones de los proyectos. A ofrecer supuestos beneficios

-No es claro cómo determinan quién vota, si es local, regional, si es en comunidades o en ciudades. Esto en campo da un muestreo sesgado de la opinión.

-En los ejercicios no ha habido información previa y oportuna sobre lo que están por decidir. Pese a que entran siempre en acción varios órganos públicos dependiendo del contexto de la consulta, a veces INPI con territorios indígenas, a veces Conagua, Semarnat o hasta Fonatur.

-Lo nombran ejercicio participativo pues saben que una consulta debería tener aval legal, algún tipo de vinculación con el proceso legal. Lo ejercicios realizados desde el 2018 no tienen carácter vinculatorio.

-Los ejercicios de consulta realizados no tienen nada que ver con lo que marca la constitución mexicana en el artículo 35, o con los tratados internacionales como el Convenio o169 de la OIT. En suma las leyes mexicanas en materia de consulta tienen un vacío legal que viola derechos humanos.

-Actualmente las comisiones de la Cámara de Diputados ya analiza varios dictámenes en comisiones de la Ley General de Consulta. Esto después de que en noviembre del 2019 reformaron el artículo 35 (relativo a las consultas) y 7 artículos más. Con la reforma buscan precisar que por ley que los ciudadanos tienen derecho a votar en consultas populares sobre temas de trascendencia nacional y regional.

-Al quedar en términos de la opinión pública, resulta más un instrumento de Comunicación para perfilar una manera de pensar, que de toma de decisiones democrático.

Pareciera que todos estos síntomas son de consultitis. ¿Se agudiza?

El expediente:

Pie de Página ha documentado desde antes de entrara el proyecto de la 4T en el gobierno federal cómo han realizado las consultas, llamadas de manera oficial “ejercicios participativos”.

Recordamos en su expediente clínico la consulta sobre el Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México —proyecto impulsado por el nocivo EPN—, en la cual el proyecto fue motivo de campaña, declaró la cancelación del aeropuerto y antes de entrar al gobierno realizaron la consulta. Este contexto abonó a que la opinión pública viera algo que nunca vio: el lago. La cancelación anunciada, más la opinión pública sumandos a la campaña del lago determinó la cancelación. Aún con ello, la población afectada estaba en contra de la consulta.

En este caso sobre la Constellation Brands en Mexicali, la consideración es que la consulta solo es un instrumento para distraer y no responsabilizarse por las recomendaciones que hizo la CNDH sobre la violación del derecho al agua. Dar pie a esto podría frenar la construcción. No hay información oportuna, no dieron a conocer con tiempo la pregunta, las casillas, o las repercusiones de la planta cervecera a nivel de cuenca.

En la consulta para decidir la operación de una termoeléctrica en Huexca, parte del Proyecto Integral Morelos, abogados agrarios señalaron vacíos legales en la consulta ciudadana realizada por el gobierno federal. Si bien, en los pueblos directamente afectados por este megaproyecto ganó el no, en las zonas urbanas ganó el si con mayoría. Hubo oposición a la consulta por los derechos en juego. Se sesgó la opinión con que se bajaría la tarifa de la luz en Morelos.

En las “asambleas consultivas” en el Istmo sobre la realización del Corredor Interoceánico “Proyecto de Desarrollo del Istmo de Tehuantepec”, hubo poca participación sobre todo de comunidades indígenas. Hay registro de que funcionarios públicos abarrotaban la consulta. Pobladores denunciaron que no se enteraron de la consulta. Defensores del territorio denunciaron falta de compromiso con el Convenio 169 de la OIT.

En la consulta sobre el Tren Maya, la 4T se esforzó por hacer algo más elaborado, con fases extensas de información y de consulta. Las irregularidades se presentaron en todas las etapas. La fase informativa hubo poca difusión de las repercusiones ecológicas o sociales dentro de las asambleas regionales realizadas para la consulta.

Luego, en la víspera de la fase consultiva sobre el Tren Maya, algunos comisarios ejidales de Campeche acusaron presiones para avalar el proyecto. En Quintana Roo denunciaron que sobreponían dar los programas sociales ante la consulta. Otros denunciaron que no había claridad sobre las repercusiones, y muchos otros votaron a favor.

Estas son algunas de las cuestiones del expediente que preocupan, pues ya hay más anuncios de consultas, como en el caso de una Presa en Sonora. Pese a todo, defensores de la vida y el territorio han anunciado que continuarán en este camino.

Tags:
About Author: asbaeza