Print Friendly, PDF & Email

Tomado de jornada

Quedan sin escuela 850 millones de niños y jóvenes
Afp

Periódico La Jornada
Jueves 19 de marzo de 2020, p. 3

Ginebra. La pandemia de Covid-19 puede provocar la pérdida de 25 millones de empleos en el orbe. En tanto, ya dejó a casi 850 millones de niños y jóvenes –la mitad de la población estudiantil mundial– sin clases, debido a las medidas de contención adoptadas por 104 naciones, advirtieron agencias de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

A su vez, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió ayer: hay que «prepararse para lo peor», y consideró que el Covid-19 es un «enemigo de la humanidad».

Hay más de 200 mil personas afectadas por el coronavirus en el mundo, de las cuales fallecieron más de 8 mil, afirmó el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus. Agregó que 80 por ciento de los casos fueron reportados en dos regiones: el Pacífico Occidental y Europa.

«El mismo espíritu de solidaridad debe estar en el centro de nuestros esfuerzos para derrotar a Covid-19», sostuvo Tedros al señalar que esta pandemia es un «enemigo de la humanidad».

La Organización Mundial del Trabajo (OIT) advirtió ayer que la pandemia podría dejar sin empleo a 25 millones de personas en el mundo, lo que implica una merma de 3.4 billones de dólares en ingresos para 2020.

La OIT estima que entre 8.8 y 35 millones de personas más en el mundo se encontrarán en situación de pobreza laboral, mientras su proyección inicial preveía una disminución de 14 millones a escala global en 2020.

Sobre la base de diferentes escenarios, la pandemia podría dar lugar a un aumento del desempleo a escala mundial de 5.3 millones, de acuerdo con la proyección más optimista, y de 24.7 millones en la hipótesis más pesimista, según un informe preliminar de la OIT.

El informe insiste en la necesidad de adoptar medidas «de gran envergadura» con el fin de proteger a los trabajadores, reactivar la economía y apoyar los puestos de trabajo. La reducción del número de empleos también provocará «pérdidas masivas de ingresos», afirmó la OIT.

Las pérdidas globales podrían ubicarse entre 860 mil millones y 3.4 billones de dólares a finales de 2020, según la gama de estimaciones del estudio.

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) advirtió que con la interrupción del aprendizaje «las desventajas son desproporcionadas para los alumnos desfavorecidos, que suelen tener menos oportunidades educativas fuera de la escuela». En cuanto a la nutrición, indicó que «muchos niños y jóvenes dependen de las comidas gratuitas o con descuento que les proporcionan en las escuelas para alimentarse y hacerlo de forma saludable. Cuando las escuelas cierran, la nutrición queda comprometida».

En un correo electrónico enviado a La Jornada, la Unesco aseveró que, entre otras consecuencias de que la mitad de la población estudiantil no tenga clases, «las escuelas ofrecen seguridad a muchos niños y jóvenes y, cuando cierran, son más vulnerables y corren más riesgos», además de que «los padres no están preparados para la educación a distancia y en el hogar: Cuando las escuelas cierran, a menudo se pide a los padres que faciliten el aprendizaje de los niños en el hogar y pueden tener dificultades para realizar esta tarea. Esto es especialmente cierto para los padres con educación y recursos limitados».

La Unesco creó un grupo de trabajo que brindará consultas y apoyo técnico a los gobiernos que deseen garantizar la enseñanza de los estudiantes que no acuden a las aulas por la pandemia.

Tags:
About Author: asbaeza