Print Friendly, PDF & Email

Tomado de cubadebate

El presidente Donald Trump llevó hoy su mensaje patriotero de «Estados Unidos primero» a la 74 sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, en un discurso que abarcó desde su política migratoria y la defensa de «los derechos humanos» hasta la guerra comercial con China y su política dura con Irán, Venezuela, Cuba y Nicaragua.

«El futuro le pertenece a las naciones soberanas e independientes que protegen a sus ciudadanos, respetan a sus vecinos y honran las diferencias que hacen que cada país sea especial y único», afirmó Trump en su presentación ante la ONU en Nueva York.

Tras alabar el lugar desde donde estaba hablando, al que calificó como «el escenario más grande del mundo», el republicano apuntó contra China, a la que acusó de ser desleal en el comercio internacional, aclarando que espera lograr un acuerdo con la nación asiática.

«La segunda economía más grande del mundo no debería permitírsele que se declare un país en desarrollo a expensas de otros», expresó.

El magnate neoyorquino dijo que no aceptará «un mal trato con China», y aclaró que es necesario que ese país respete los Derechos Humanos de la población de Hong Kong, como condición para lograr el acuerdo comercial.

La Organización Mundial del Comercio (ONC) necesita «cambios drásticos» ante las acciones comerciales de China, advirtió.

Luego hizo un repaso a las infracciones que Beijing cometió en los últimos 18 años, desde que se le permitió el ingreso a la OMC en 2001, organización «que es necesario reformar, ya que el sistema de comercio global ha fracasado».

Mencionó además la modificación del NAFTA que negoció con México y Canadá, y habló de un tratado que buscara cerrar con el Reino Unido una vez que se separe de la Unión Europea.

«Queremos un comercio equitativo y justo», dijo. «Estos abusos se toleraron por años y no estamos dispuestos a seguir aceptándolos», amplió.

Reclamó además que China deje de ser tratada como un país emergente, cuando en realidad es la segunda economía del mundo.

«Confiamos en que el presidente Xi Jinping sea un gran líder», completó.

Luego el mandatario se refirió a Irán, al que calificó como un «régimen sediento de sangre» que está embarcado en una «fanática búsqueda» por conseguir armas nucleares y culpándola de la guerra que está se desarrollando en Yemen.

«Hace 40 años que los líderes de Irán culpan al resto del mundo de sus problemas», agregó, al tiempo que les reclamó que les den «prioridad a sus ciudadanos».

Uno de los momentos más destacados del discurso fue cuando ratificó su apoyo a todos los venezolanos y acusó a Nicolás Maduro de ser «la marioneta» de Cuba.

«A los venezolanos, sepan que América está unida por ustedes, la seguimos de cerca y esperamos el día en que recuperen la democracia y sean libres», subrayó. «Uno de los retos más importantes es el fantasma del socialismo que es el que destruye los países y sociedad, y Venezuela es una muestras más de eso», enfatizó.

Trump dijo que «el dictador Maduro es una marioneta cubana, se esconde de su propio pueblo, mientras Cuba se aprovecha de la riqueza petrolífera de Venezuela para mantenerse en el poder», agregó.

Washington «está dando los pasos necesarios para lograr la libertad y la democracia en toda la región», enfatizó.

Trump reiteró su compromiso «a apoyar a aquellos pueblos del hemisferio occidental que viven bajo la opresión brutal como el pueblo de Nicaragua, Cuba y Venezuela».

Bolsonaro arremete contra Venezuela y Cuba

Durante su intervención en el 74mo período de sesiones de la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, arremetió nuevamente contra Venezuela y Cuba, cuestionando la relación entre estos países.

Bolsonaro fustigó la labor humanitaria que en distintos ámbitos llevan los cubanos en cooperación con Venezuela e indicó que supuestamente «existen 60 mil agentes cubanos que controlan y se mezclan en todos los ámbitos de la sociedad venezolana, sobre todo la inteligencia y la defensa».

Según las palabras del Jefe de Estado brasileño, en Venezuela «todo el mundo es pobre y no tiene libertad».

Agregó que su gobierno ha hecho lo que ha podido para ayudar a los venezolanos que han emigrado al Brasil, a través de una operación llamada «Bienvenida» llevada adelante por ejército de la nación y en conjunto con otros países incluyendo el gobierno de los Estados Unidos «para lograr que Venezuela recupere su democracia».

Bolsonaro, también se pronunció respecto a la amazonía, indicando que su gobierno se ha comprometido con la defensa medio ambiental.

Sugirió que los incendios en la selva amazónica fueron provocados principalmente por el «tiempo seco y el viento, que pueden dar lugar a incendios ambientales».

(Con información de ANSA y AVN)

Tags:
About Author: asbaeza