Print Friendly, PDF & Email

Tomado de jornada

Sergio Ocampo Arista
Corresponsal
Periódico La Jornada
Sábado 29 de junio de 2019, p. 23

Chilpancingo, Gro., El diácono José Filiberto Velázquez Florencio, director del Centro de Derechos Humanos de las Víctimas de la Violencia Minerva Bello, denunció hostigamiento por parte de elementos del Ejército mexicano en el municipio de Chilapa de Álvarez, por lo que exigió al general José Ernesto Ávalos, encargado de la 35 Zona Militar que cese la persecución en su contra.

En un comunicado que difundió la noche del jueves, el centro de derechos humanos explicó que Velázquez Florencio realiza trabajos pastorales desde enero en poblaciones de Chilapa de Álvarez, asignado por el obispo Salvador Rangel Mendoza, por esa razón viaja por la carretera Chilapa-Chilpancingo.

Detenido en retén

Tras destacar que «la ciudad de Chilapa ha sido escenario de múltiples hechos violentos desde hace varios años», los que han arreciado en fechas recientes con entre uno y cuatro homicidios diarios, denunciaron que en el retén militar ubicado en la entrada de la ciudad de Chilapa, personal de la 35 Zona Militar le ha marcado el alto al diácono por lo menos cuatro veces en esta semana.

Incluso, un soldado del retén descalificó el trabajo pastoral de Velázquez Florencio, al mencionar que habló con el obispo, que según dijo no conocer al diácono, por lo que éste solicitó hablar con un superior para dar la queja del uniformado; pero la persona que se presentó como un sargento le pidió a Velázquez «respetar su uniforme y su trabajo». Tras lo cual fotografiaron su vehículo y sus placas de circulación.

Ese mismo día, el pasado 26 de junio, el diácono se presentó en el retén acompañado del obispo para aclarar la situación; pero por el cambio de turno ya no los encontraron, por lo que hablaron con otros militares que solo atinaron a decir que «(la revisión) es su trabajo», grabaron la conversación y le dijeron al obispo que ya no iba a haber ningún problema.

«Ante estos hechos manifestamos nuestra preocupación por el modelo militarizado de seguridad impulsado por el gobierno federal. Hacemos responsables de la integridad física y sicológica de José Filiberto Velázquez Florencio a las autoridades federales, estatales y municipales, al encargado de la 35 Zona Militar, general José Ernesto Ávalos, y a la Secretaría de Gobernación», precisó el comunicado.

Exigieron cesar el hostigamiento en contra de Velázquez Florencio «por parte del personal militar del retén de Chilapa, respeto al derecho al libre tránsito y la eliminación de todas las fotografías y videos tomados al diácono y sus acompañantes en los eventos antes narrados», entre otros puntos.

Tags:
About Author: asbaeza