Print Friendly, PDF & Email

A los medios de comunicación de Estados Unidos, México y el mundo
Al Congreso Nacional Indígena
Al Concejo Indígena de Gobierno
Al Ejército Zapatista de Liberación Nacional
A los adherentes a la Sexta Internacional
Al pueblo en general

Este 10 de abril se cumplen cien años de la muerte del revolucionario Emiliano Zapata que luchó por tierra y libertad y fue asesinado en su natal estado de Morelos. ¡Zapata Vive! Esa misma fecha se cumplen también 49 días del asesinato de Samir Flores Soberanes que defendió la tierra de su comunidad, Amilcingo Morelos, en contra de la termoeléctrica, parte del Proyecto Integral Morelos. ¡Samir Vive!
A un siglo del llamado de “Tierra y Libertad” por el caudillo, la lucha de los pueblos por la defensa de sus tierras sigue vigente. A cien años, esos mismos pueblos enfrentan la amenaza de muerte de los proyectos “para el progreso” impulsados por gobiernos anteriores y por el actual, que se presenta como protector de los derechos del pueblo que votó por él.

El nuevo presidente, Andrés Manuel López Obrador, nombró este 2019 el “Año de Zapata” por el centenario de la muerte del general revolucionario que luchó por tierra para los campesinos. Es el mismo AMLO, quien llega al poder con grandes mega-proyectos como el tren maya, el corredor Transísmico, la continuación del Proyecto Integral Morelos, de las zonas económicas especiales (ZEE´s), de grandes proyectos mineros, etc. Todos ellos invadiendo y despojando a comunidades indígenas de sus tierras a lo largo y ancho de México, desde Baja California hasta Yucatán pero en su mayoría en los estados de Chiapas, Oaxaca, Guerrero, Veracruz y Puebla.

Es un exterminio de los pueblos originarios en aras del llamado “progreso” como lo ha denunciado el Congreso Nacional Indígena (CNI) y el Concejo Indígena de Gobierno (CIG) que viven día a día el despojo, el desprecio, la explotación y la represión en sus propias comunidades en manos de las empresas dueñas de esos mega-proyectos y con el apoyo abierto del gobierno.
Las organizaciones e individuos integrantes de la Red de Apoyo al CIG al Norte del Muro ubicados en varias ciudades de los Estados Unidos, como San Diego, Oakland, San Francisco, Oxnard, Los Ángeles, Chicago, Nueva York, Carolina del Norte, entre otras, nos sumamos a la denuncia del CNI y el CIG y enfáticamente decimos NO a los mega-proyectos, SÍ a la Vida.

Nos unimos al llamado del CNI/CIG/EZLN a una movilización internacional, cuyo epicentro será en Chinameca, Morelos, tierra natal del general Emiliano Zapata, para honrar los 100 años de su asesinato este 10 de abril.

Denunciamos la guerra de “baja intensidad” que no cesa de aterrorizar a los pueblos, la falta de respeto a los derechos humanos y la guerra mediática que el presidente Andrés Manuel López Obrador con su “cuarta transformación” ha desatado en apoyo a las empresas, en contra de los pueblos indígenas y en contra de luchadores sociales.

Denunciamos la invalidez de las consultas que el gobierno de López Obrador realiza en las comunidades afectadas por proyectos que ya están en marcha.

Exigimos el respeto al convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que dice que la consulta debe hacerse previa a que se inicie un proyecto y de manera libre e informada. Dicho convenio avala la facultad de los pueblos indígenas y tribales de que dentro de un proceso de diálogo intercultural, puedan escuchar al Estado sobre los proyectos que el gobierno tiene pensado aplicar, con el objeto de evaluar, estudiar y analizar los posibles cambios, beneficios y/o perjuicios que dicho proyecto tendría sobre su vida y cultura.

Exigimos justicia y aclaración del asesinato de Samir Flores Soberanes y de todos los luchadores sociales que han muerto defendiendo su tierra y el medio ambiente.
Exigimos que el gobierno detenga sus acciones en favor de los proyectos llamados de “progreso” pero que realmente son de muerte para los pueblos originarios. Les arrebatan la tierra y la envenenan, la hacen estéril, ya no dadora de vida. Les matan sus comunidades, su cultura, su lengua, su relación con la tierra, el agua, la vida que de ellas emana. Les matan los sueños, y al final les matan la vida como individuo pero también como comunidad.

Lo exigimos ahora, aún hay tiempo de cambiar la historia. No queremos esperar a pedir “un minuto de silencio por los cientos de miles de indígenas asesinados y desaparecidos entre las ruedas del progreso de México.”

¡No a los mega-proyectos!
¡Si a la Vida!
¡Tierra, Libertad y Derecho a la Vida!
¡Zapata Vive!
¡Samir Vive!
Sexta Grietas del Norte
Hormigas Autónomas y Rebeldes
Raíces sin Fronteras
Armadillos Búsqueda y Rescate
Sin Fronteras Radio – El Megáfono del Pueblo
Semillas Colectivo
Decolonize This Place
Running for Ayotzinapa NY
El Kilombo

Tags:
About Author: asbaeza