Print Friendly, PDF & Email

Tomado de jornada

Preparaban acto de «sabotaje», la versión oficial

Afp y Ap

Periódico La Jornada
Sábado 23 de marzo de 2019, p. 22

Bogotá. Organizaciones indígenas del suroeste de Colombia denunciaron este viernes que la explosión en una vivienda indígena el jueves pasado, que dejó ocho personas muertas y cuatro más heridas de gravedad, fue un atentado, mientras las autoridades evalúan si se trató de manipulación de explosivos por parte de los pobladores.

El gobierno del presidente Iván Duque explicó que la explosión en la localidad de Dagua fue causada por la supuesta «manipulación» de unos artefactos que presuntamente serían empleados en un acto de sabotaje.

La versión oficial contradice la de la dirigencia indígena que calificó de «matanza» la explosión causada por un artefacto lanzado intencionalmente contra una vivienda dentro del resguardo (jurisdicción especial) del municipio de Dagua.

El alcalde de Dagua, Guillermo Giraldo, señaló que los heridos presentan quemaduras en 80 por ciento del cuerpo, fracturas múltiples y mutilaciones.

Jesús Copete, secretario de Riesgo de la zona, indicó que las autoridades de medicina legal realizaron el levantamiento de los cuerpos hasta este viernes dado que»el día anterior no se pudo porque los indígenas que habitan en esa zona no los dejaron pasar», delegados de la Defensoría del Pueblo y de la Organización de las Naciones Unidas se encontraban en el lugar.

De su lado, el ministro de Defensa, Guillermo Botero, aseguró a la prensa que la muerte de los ocho indígenas está relacionada con el «mal manejo» de los artefactos. Fue «definitivamente una mala manipulación de material explosivo», que puede ser «pentolita y pólvora negra».

Botero agregó que el gobierno tiene la «hipótesis principal» de que los indígenas preparaban un acto de sabotaje en una importante vía del suroeste del país cuando se produjo el estallido. Agregó que los artefactos fueron suministrados por «organizaciones criminales» y que los responsables intentaron alterar la escena de los hechos para aparentar que «no había sucedido nada».

El jueves, cuando se produjo el estallido, circularon dos hipótesis que apuntaban a que la tragedia pudo ser causada por un accidente minero o el manejo de pólvora negra, el movimiento indígena del suroeste del país, que protesta desde hace 10 días para exigir el cumplimiento de promesas oficiales, rechazó esas afirmaciones sin dar detalles sobre la causa de la explosión.

«Rechazamos los señalamientos y la estigmatización del gobierno nacional, encabezado por el ministro de Defensa, que de manera irresponsable e infundada ha declarado sobre las circunstancias en que los comuneros y guardias indígenas fallecieron», aseveró la Organización Nacional Indígena de Colombia en un comunicado.

En el marco de su movilización, miles de indígenas bloquearon varios trechos de la vía Panamericana que conecta a Colombia con Ecuador, esta protestas derivaron en choques con la policía antidisturbios, que dejaron un uniformado muerto y una veintena de heridos.

Los indígenas reclaman por compromisos asumidos antes de la llegada de Iván Duque al poder en agosto, que incluyen adjudicación de tierras, seguridad en sus territorios y reformas rurales derivadas del pacto de paz que condujo al desarme de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia en 2017.

Tags:
About Author: asbaeza