Print Friendly, PDF & Email

Tomado de jornada

Europa Press, Sputnik y Afp

Periódico La Jornada
Lunes 18 de marzo de 2019, p. 22

Moscú. El viceministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguei Riabkov, quien se reunirá este martes en Roma con el enviado especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams, reiteró que cualquier intervención militar en el país sudamericano será considerada «inadmisible».

«Tenemos una serie de planteamientos para poner en conocimiento de la parte estadunidense. El principal es que resulta inaceptable una intervención militar de Estados Unidos e inadmisibles otras formas de presión sobre el gobierno legítimo» de Venezuela, declaró Riabkov a la agencia oficial de noticias rusa RIA Novosti.

«Hemos mantenido y seguiremos fomentando una cooperación normal, absolutamente natural, mutuamente ventajosa y legítima en diversos ámbitos, como energía, producción petrolera, minería y ayuda técnica militar, que hemos ido desarrollando exitosamente a lo largo de varios años. Las invectivas estadunidenses no van a detenernos, y sus sanciones son un fenómeno habitual», afirmó.

Para el vicecanciller ruso, los estadunidenses «pueden intimidar a quién les dé la gana, pero no es motivo para renegar de una postura de principio y de una línea cuyo objetivo es preservar y potenciar las bases del derecho internacional en las relaciones entre los estados».

En tanto, el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, inspeccionó las instalaciones de la hidroeléctrica sobre el río Caroni, y adicionalmente solicitó a sus ministros poner sus cargos «a la orden» para realizar una «restructuración profunda» en los métodos y funcionamiento del gobierno.

La vicepresidenta Delcy Rodríguez tuiteó que esta medida busca «blindar» a Venezuela «ante cualquier amenaza».

El 7 de marzo las redes eléctricas venezolanas colapsaron en el Guri, planta hidroeléctrica que proporciona 80 por ciento del consumo de fluido de Venezuela, como consecuencia de un ataque informático al sistema de control automatizado de la central, reportó el gobierno.

Maduro acusó al gobierno de Estados Unidos de anunciar y dirigir la guerra eléctrica contra su país.

Venezuela se encuentra sumida en una crisis política desde el 23 de enero, cuando Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, se proclamó «presidente encargado», al declarar «ilegal» el nuevo mandato de Maduro.

Tags:
About Author: asbaeza