Print Friendly, PDF & Email

Tomado de jornada

Antonio Gershenson

Ya tuvimos también en México una competencia para ver cuál mandatario iba a ser menos inteligente, si el del norte, o el que acaba de dejar el cargo. Ya se definió que el de aquí se iba a ir muy lejos, sin necesidad de recuento de inteligencia. El que gobierna a Estados Unidos, en cambio, continúa uniendo cada vez a más personas del mundo y de su propia nación, pero en su contra.

Esto se vio con la acción de Vladimir Kuznetsov y Alexei Stoliarov, bromistas rusos que engañaron al mentiroso del momento, Juan Guaidó, líder saliente del Congreso de Venezuela. Le hicieron creer que iba a ser el presidente de ese país. Lo único que lograron fue ponerlo en ridículo al decirle a todo el mundo que él era el presidente. También se creyó esas bromas Elliott Abrams, el representante especial de Estados Unidos para Venezuela.

Cabe mencionar que la Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela, es la máxima autoridad que ejerce el poder legislativo. Está formada por una sola Cámara y es el órgano más importante en esa nación.

Paradójicamente, con sus «genialidades» lograron que se adelantara la elección del siguiente periodo de este Congreso. Por lo que está muy cerca la salida de Juan Guaidó de su puesto como congresista y no como presidente.

Los bromistas rusos les hicieron creer, tanto a Guaidó como a Elliott, que tendrían también, el apoyo del «presidente» de Suiza.

Los mencionados bromistas le enviaron a Guaidó un borrador de la solicitud en la cual, incluso, le proporcionaron datos de supuestas riquezas de Nicolás Maduro escondidas en el mencionado país europeo. Las cuentas estarían depositadas en un banco ficticio cuyo nombre está compuesto por sus apodos Lexus y también mencionaron a la localidad falsa Tender First Nurlan Baildilda Ltd, ciudad donde se ubicaba la citada institución bancaria.

Lo anterior demuestra que cualquiera cae en una broma, sobre todo si es ignorante y, especialmente, los reaccionarios se muestran como tales. Inclusive la revista especializada en finanzas Bloomberg no fue la excepción y publicó un artículo en donde dice que «Maduro podría tener millones en el fondo Baidilda». Fondo, por supuesto, falso.

El titular del Departamento Federal de Asuntos Exteriores de Suiza, negó haber tenido alguna conversación con el ministro suizo y el autoproclamado presidente de Venezuela.

El comisionado estadunidense Abrams, para no perder el control de sus anteriores afirmaciones, dijo que Juan Guaidó cometió un error al notificar a la prensa todo el asunto anterior, inventado por los rusos bromistas y ante la negativa del funcionario suizo, Abrams no tardó en responder que en adelante todo se mantendría en secreto. Y que le comunicaría a Guaidó «que su comentario fue un error que no debe repetirse».

Como vemos, el que saliera del país el mentiroso número uno, no lo exime de culpas. Por otra parte, Donald Trump continuará en su cargo, con una situación cada vez más difícil. Seguirá, también, cometiendo más errores, característicos de él. Sin darse cuenta que a quien está fortaleciendo, más que destruyendo, es a su odiado enemigo, el presidente constitucional venezolano, Nicolás Maduro.

El argentino Diego Armando Maradona está entre los personajes importantes que apoyan a Maduro, junto con otros de la política y del ambiente artístico, como la actriz Pamela Anderson.

Después del escándalo, los bromistas rusos dijeron que Elliott le daría indicaciones a Guaidó para que todo se mantuviera en secreto. Demasiado tarde, para ese momento, ya todo mundo sabía de la broma.

El presidente venezolano pronto será aliado a un próximo o próxima líder de la Asamblea Nacional por la vía democrática.

antonio.gershenson@gmail.com

Tags:
About Author: asbaeza