Print Friendly, PDF & Email

Tomado de jornada

El escritor podrá dirigir el FCE

Priístas y panistas votaron en contra; es un cambio a modo, aseguraron
Roberto Garduño y Enrique Méndez

Periódico La Jornada
Viernes 8 de febrero de 2019, p. 12

La Cámara de Diputados aprobó ayer la reforma a la Ley Federal de las Entidades Paraestatales para que el escritor Francisco Ignacio Taibo Mahojo pueda asumir la dirección del Fondo de Cultura Económica (FCE), una vez que se eliminaron los requisitos de ser mexicano por nacimiento y contar con experiencia en materia administrativa en puestos de alto nivel decisorio.

La reforma, que se turnó al Ejecutivo para su publicación a fin de que entre en vigor, originó un debate de más de tres horas entre los grupos parlamentarios.

Sin cambios, la minuta del Senado fue aprobada por 303 votos a favor de los partidos Morena, del Trabajo y Encuentro Social y de cinco diputados del Partido de la Revolución Democrática (PRD); 111 diputados de Acción Nacional (PAN) y el Revolucionario Institucional (PRI) votaron en contra, mientras Movimiento Ciudadano y varios perredistas controlados por los chuchos se abstuvieron.

En la tribuna, panistas y priístas objetaron el documento con el argumento de que se trata de un cambio a modo. En contraparte, Morena y sus aliados resaltaron que se empata la citada ley con la disposición constitucional que define que ninguna persona puede sufrir discriminación por origen étnico o ciudadanía.

Argumentaron que la ley vigente viola derechos fundamentales de los ciudadanos como los de igualdad, no discriminación y a dedicarse a cualquier profesión, industria o comercios lícitos, así como los principios pro persona.

Mauricio Toledo, uno de los cinco diputados del PRD que votó a favor de la minuta, expresó: «No es posible que por temas de nacionalidad no se pueda asumir una responsabilidad pública». Reveló que su bancada le pidió expresar que no puede realizarse una reforma legal «con dedicatoria a una persona», pero que «tampoco se puede excluir a ningún ciudadano para que cubra un cargo de la administración pública».

Dulce María Sauri (PRI) explicó que la reforma incluye cambios a 25 artículos, de los cuales 24 están relacionados con incorporar un lenguaje incluyente, pero sólo uno es de fondo: «La igualdad de género como pretexto».

Explicó que de 308 ordenamientos federales, 39 señalan como requisito para ocupar algún cargo contar con la nacionalidad mexicana por nacimiento, y «si el argumento es acabar con la discriminación que sufren los mexicanos naturalizados, necesitamos una reforma constitucional urgente». Agregó que se requiere ser mexicano por nacimiento, por ejemplo, para ser Presidente de la República, legislador, gobernador, fiscal general, integrante de los órganos constitucionales autónomos e incluso titular del Instituto Nacional de las Mujeres.

Jacquelina Martínez Juárez (PAN) sostuvo que si el escritor es encargado del despacho del FCE, «ya ocupa el cargo» y por lo tanto no tenía sentido la reforma. Y expresó, en referencia a la frase de Taibo que provocó polémica: «Dejo mi discurso doblado, por si alguien quiere».

El presidente de la Comisión de Cultura, Sergio Mayer (Morena) pidió que a la reforma “se le deje de llamar ley Taibo”, pero convino con la panista: «No tiene nada que ver con el compañero Taibo. A fin de cuentas, él ya está en el FCE y no necesita una ley».

Eduardo Zarzosa (PRI) respondió: “Mayer no quiere que le llamemos ley Taibo. ¿Entonces cómo: la ley doblada, la ley me canso ganso? ¿Cómo les gusta que la llamemos? Porque ahora la ley se hace ‘porque yo digo, por mis pantalones’, pero no por el razonamiento”.

PAN y PRI cuestionaron que Taibo no cuenta con experiencia administrativa, pero Pablo Gómez resaltó que se trata de uno de los escritores más prolíferos de México, en contraste con el ex presidente Miguel de la Madrid Hurtado, que en los sexenios de Carlos Salinas y Ernesto Zedillo fue director del FCE, aunque «ni siquiera escribió un artículo periodístico».

Tags:
About Author: asbaeza