Print Friendly, PDF & Email

Al pueblo de México:

Los profesores de investigación científica y docencia del INAH, nos hemos visto sorprendidos por la celeridad con que el presidente electo Andrés Manuel López Obrador, convocó de manera apresurada a una consulta pública para aceptar o rechazar lo que ha denominado Proyecto de Crecimiento del Sureste que comprende: Tren Maya, Corredor del Istmo de Tehuantepec y la siembra de 100 mil hectáreas de árboles maderables y frutales en las selvas del sureste mexicano, lo cual nos parece inusitado, porque aun reconociendo que fueron promesas de campaña, no se conocen los sustentos de los mismos y más aún, los proyectos ejecutivos que los posibiliten, tal cual lo permiten las leyes vigentes en los ámbitos en que terminarán afectando la materialización de los mismos. Por lo tanto, es necesario que exhiba los peritajes de impactos negativos o positivos que recaerán sobre pueblos y comunidades, así como a los bienes nacionales arqueológicos, históricos y naturales, pues toda vía de comunicación ferroviaria o carretera son más que rieles o asfalto, terminan implicando cambios sociales y naturales profundos que, por mucho que el señor López Obrador conozca por sus recorridos, es necesario que antes de que se materialicen, estén respaldadas por peritajes histórico-antropológicos, y de las demás instancias correspondientes con apego a las leyes vigentes.

El Comité Ejecutivo SNPICD-INAH
Felipe Echenique, Comisión Nacional de Patrimonio Cultural del SNPICD-INAH.

Tags:
About Author: asbaeza