Print Friendly, PDF & Email

Tomado de jornada

Investigadora de la UNAM registró en Zumpango más de 260 mil ejemplares de diversas especies

César Arellano García

Periódico La Jornada
Lunes 22 de octubre de 2018, p. 13

Trasladar el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) a la Base Aérea de Santa Lucía tendría consecuencias negativas para el medio ambiente y hábitat de aves. Patricia Ramírez Bastida, bióloga especialista de la UNAM, afirmó que el riesgo es que se expropiarán terrenos de cultivo que se encuentran a menos de 600 metros, pero además peligran 114 especies endémicas y migratorias, entre ellas garzas, patos, zambullidores, rapaces, gaviotas y gallaretas.

Pero no sólo eso, su cercanía con la laguna de Zumpango pondría en riesgo las operaciones aéreas por la gran cantidad de aves. En varios meses de trabajo, la investigadora, junto con un equipo de colaboradores, ha registrado más de 260 mil ejemplares que vuelan en la zona.

Durante un foro ciudadano sobre los impactos ambientales generados por la nueva terminal aérea, que se realizó hace un par de semanas, Raúl Arriaga, biólogo egresado de la UNAM y doctor en derecho ambiental, aseguró que si se traslada el NAIM a cualquier otro sitio, además de repercutir económicamente, «hay que empezar desde cero», ya que tardaría al menos un año realizar nuevos estudios, entre ellos los de impacto ambiental.

En tanto, integrantes de la organización Pueblos en Lucha por la Naturaleza y la Vida de la Cuenca del Valle de México coinciden con otras agrupaciones y especialistas en que las autoridades deben diseñar un plan integral de mejoramiento del sistema de aeropuertos de la zona centro (Toluca, Cuernavaca, Puebla, Querétaro, etcétera) e incluir la construcción de una nueva terminal en Tizayuca, Hidalgo, como se planteó hace años.

En entrevista, Ramírez Bastida señaló que en época de reproducción Texcoco puede tener 6 mil aves, y en su máximo llegan a sobrevolar menos de 150 mil. “En Zumpango registramos 260 mil y la mínima presencia fue de aproximadamente 5 mil aves. La dinámica de aves en Zumpango es muy diferente a Texcoco. En este último lugar no hay muchas garzas, casi 90 por ciento son patos, si no los molestan son muy quietos, en todo caso volarán un rato.

«Contrario a Zumpango, donde tenemos una enorme cantidad de tordos, iris, garzas, que tienen su mayor movimiento al amanecer y se distribuyen en áreas de cultivo aledañas. En la tarde regresan por miles a descansar. Hay mayor movilidad. En Texcoco hemos visto unas 50 iris, mientras en Zumpango vuelan parvadas de entre 300 y 400 ejemplares».

Ramírez Bastida agregó que la mayor preocupación es que se abandone la construcción del NAIM en Texcoco y no haya una mitigación del impacto ambiental o medios para la recuperación de los cuerpos de agua. «Al final, las que van a perder son las aves. En Santa Lucía, el peligro es que expropiarán muchos terrenos alrededor que son de campesinos; y hay un riesgo extra: están Tultepec y Zumpango; entonces, cada vez que haya un festival de pirotecnia, un polvorín, vamos a tener miles de aves volando en el espacio aéreo».

Tags:
About Author: asbaeza