Print Friendly, PDF & Email

A los compañeros de Tlapacoya
A los pueblos organizados en el Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra
Al Concejo Indígena de Gobierno
Al Congreso Nacional Indígena
Al pueblo de México
A todo corazón que siente y vibra abajo y a la izquierda

En estos momentos los malos gobiernos de México, Estado de México e Ixtapaluca, sometidos a los intereses del gran capital, están reprimiendo a los pobladores de la comunidad de Tlapacoya, en el municipio mexiquense de Ixtapaluca, por oponerse a que su agua les sea robada para destinarla al megaproyecto de muerte del NAICM. Hasta el momento, se reportan varios compañeros heridos y algunos que ya han sido secuestrados por la policía municipal, y por cuya vida tememos, haciendo responsables de lo que pueda ocurrirles a los tres niveles de gobierno, así como a los empresarios y políticos que, por interés directo, por complicidad o por indiferencia, apoyan el despojo de los recursos de nuestros pueblos y el desarrollo de megaproyectos de muerte, como el del NAICM.

Violando lo previamente acordado, y en lugar de acudir a la cita de diálogo que se tenía prevista con los compañeros de Tlapacoya, este día se presentaron el Lic. Martín Alcalá Jurídico de Odata, Diego Dugarín, Jefe de Proyectos de Ixtapaluca y la Sra. Jenny, antorchista cercana al director de Odapas, Meyer Rodríguez Muñoz y que suele actuar como provocadora. Al llegar, la citada Sra. Jenny comenzó a agredir buscando la confrontación. Cuando se le preguntó al Lic. Martín Alcalá quién había dado la orden de reiniciar las obras, cuando había acuerdo en sentido opuesto, él respondió que nadie, tras lo cual, los policías G A Martínez y el comndante J M Hernández, entre muchos otros, comenzaron a agredir a los compañeros. Posteriormente llegaron más policías tanto municipales como estatales, escalando la agresión. Como resultado, los policías secuestraron a seis compañeros:

Rita Carreón Pozos
Israel Ponce Villa
David Ponce Leyva
Ángel Sánchez Arias
Alan Leyva López
Ulises Obregón Villa
Víctor Manuel Villa Ruiz
Raimundo Isaac Castillo Juárez

Ellos fueron transportados a bordo de las patrulla 605 y 608 y se encuentran detenidos en Ayotla, Ixtapaluca.
Cabe mencionar que dos compañeros más fueron agredidos al interior de su domicilio (estamos en espera de sus datos y el reporte de su estado).

Es de señalar que tanto las agresiones, como las detenciones se realizaron de manera totalmente arbitraria.

Hacemos un llamado a las organizaciones sociales, a los defensores de Derechos Humanos, a abogados solidarios y al pueblo en general, a estar atentos al desarrollo de esta nueva agresión contra los que abajo estamos y actuar inmediatamente, de acuerdo a los tiempos y formas de cada quien, para apoyar a los compañeros en resistencia de Tlapacoya.

Solicitamos a la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México las medidas cautelares en favor de los compañeros agredidos por el estado criminal.

Como referencia, en Tlapacoya, así como en otras comunidades de la región, el mal gobierno, apoyado por el grupo paramilitar Antorcha Campesina, ha impuesto con engaños proyectos destinados a robarse el agua, pretextando que se trata de proyectos de distribución de la misma entre los habitantes de la zona, quienes padecen por la carencia del vital líquido. Sin embargo, lejos de resolver esas necesidades, han destruido parte de la insuficiente infraestructura, agravando los problemas y están instalando la necesaria para llevarse el agua a la pretendida aerotrópolis, que formará parte del megaproyecto de muerte del NAICM en Texcoco. A quienes se han organizado para denunciar esto, el gobierno del antorchista Carlos Enríquez los hostiga frecuentemente con patrullas y paramilitares que les hacen fotografías y los provocan con agresiones verbales, buscando la confrontación que sirva como pretexto para la represión. Esto es una muestra más de que ese aeropuerto solo trae como consecuencia despojo, destrucción y muerte para los de abajo, mientras que constituye un negocio de inimaginables proporciones para un puñado de ladrones.

Exigimos la presentación inmediata de todos los detenidos, y su liberación. Hacemos responsables directos de esta agresión a Enrique Peña Nieto, Alfredo del Mazo y Carlos Enríquez Santos, presidente de los Estados Unidos Mexicanos, gobernador del Estado de México y presidente municipal de Ixtapaluca, respectivamente, por la integridad física y sicológica de nuestros compañeros, y responsables indirectos a todos los políticos que por acción y omisión promueven o permiten el desarrollo del ilegal y absurdo proyecto aeroportuario en el lago de Texcoco.

Convocamos a todas las organizaciones a difundir estos hechos y apoyar a los compañeros, de acuerdo con los modos y tiempos de cada quien.

¡Libertad inmediata a los presos políticos!
¡No al aeropuerto y demás proyectos de muerte!
¡Muera el mal gobierno!

Mexicanos Unidos

* Última actualización: 16:03

Tags:
About Author: asbaeza