Print Friendly, PDF & Email
El canciller cubano Bruno Rodríguez ofrece una rueda de prensa hoy, 16 de septiembre de 2009, en La Habana (Cuba). Rodríguez expresó que el Gobierno percibe al presidente estadounidense Barack Obama “menos gresivo” hacia la isla, pero calificó sus medidas de apertura hacia Cuba de “extremadamente ilimitadas y totalmente insuficientes”. EFE / Alejandro ErnestoEl canciller cubano Bruno Rodríguez. Foto: EFE / Alejandro Ernesto

Diplomáticos, funcionarios de la ONU y periodistas recibieron hoy aquí información de primera mano sobre la colaboración médica cubana con Haití, antes y después del terremoto de enero pasado y sus amplias perspectivas.

El tema fue el centro de la proyección en Naciones Unidas del documental cubano Luciérnagas en la noche, cuya presentación estuvo a cargo del ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez.

El canciller participará mañana aquí en una conferencia internacional convocada por la ONU en busca de recursos para la reconstrucción de la nación haitiana tras el seísmo que ocasionó 222 mil 570 muertos.

El material proyectado en la sede de Naciones Unidas recoge los más diversos aspectos del trabajo de más de mil 500 colaboradores cubanos y estudiantes y graduados de la Escuela Latinoamericana de Medicina en el enfrentamiento a la catástrofe ocurrida en Haití.

Al presentar el filme, Rodríguez se refirió a un plan integral de reconstrucción y fortalecimiento del sistema de salud haitiano, acordado entre Cuba y Haití y que cuenta con la participación de Venezuela.

Los detalles de ese esquema, el cual está abierto a la colaboración de todos los países, sin excepción, serán dados a conocer mañana por el ministro durante la reunión internacional.

En líneas generales, el plan consiste en la creación de 101 centros de salud primario (comunitarios), 30 hospitales de referencia, 30 salas de rehabilitación y fisiatría con todos los recursos, un centro de electromedicina y dos laboratorios de prótesis.

Además incluye un programa integral de higiene y epidemiología y un hospital de referencia de nivel terciario, con alta tecnología médica.

La iniciativa ya está en marcha, pues varios de los hospitales están en marcha y con su personal en plena actividad.

Cuba, Haití y Brasil firmaron el pasado sábado un acuerdo relacionado con el plan integral de reconstrucción y fortalecimiento del sistema de salud haitiano, en el cual ya participan también Noruega y Namibia.

La colaboración de los cubanos con Haití comenzó en 1998 y antes del terremoto sus profesionales realizaron 14 millones de consultas, 307 mil cirugías y 107 mil partos entre otras muchas acciones de salud.

Después del seísmo de hace dos meses y medio, la atención alcanzó hasta ahora a 267 mil pacientes y 50 mil en rehabilitación y fisiatría.

(Con información de Prensa Latina)

About Author: asbaeza