Print Friendly, PDF & Email

Tomado de jornada

Gloria Muñoz Ramírez

León Fierro Reséndiz es un ingeniero electrónico, académico universitario y defensor del agua en Mexicali. Hoy es también un preso político del gobierno panista de Baja California encabezado por Francisco Vega. Su delito no es otro que pertenecer a uno de los movimientos más importantes de las últimas décadas en esta entidad: Mexicali Resiste, organización que nació al calor de la construcción de una nueva planta de Constellation Brands, que se calcula empleará hasta 20 millones de metros cúbicos anuales de agua y que, aseguran, limitaría la siembra en 2 mil 200 hectáreas de cultivo y quitará el agua a su pueblo.

Fierro Reséndiz, hijo de activistas que también pertenecen al movimiento, es preso de un sistema que pretende apoderarse de todo, incluida la vida de quienes se oponen a ser devorados. No es un delincuente, sino un joven que enseña robótica, innovación y tecnología a niños y adolescentes, un hombre que se unió a cientos de familias que se oponen a la privatización del agua en Baja California, alguien que decidió hacer uso de su derecho a manifestarse y a protestar, acciones que en México son criminalizadas.

El movimiento nació en los primeros meses de 2017 y un año después, en enero de 2018, sus integrantes libraron una batalla de nueve horas contra la policía, al tratar de impedir la excavación de una zanja para un nuevo acueducto que se llevará el agua de la red hídrica de la ciudad a la empresa Constellation Brands. Los activistas bloquearon el paso y se le acusa a Fierro de usar su automóvil para detener a los policías y lesionar en el tobillo a uno de ellos. Por eso, dicen, lo detuvieron el pasado 3 de mayo bajo el cargo de “homicidio en grado de tentativa” contra servidores públicos, y le asignaron prisión preventiva en su primera audiencia. Un comunicado de Mexicali Resiste explica que cinco días después, aun cuando se reclasificó el cargo a lesión calificada, se le volvió a asignar prisión preventiva porque la juez no tuvo suficientes garantías para determinar si León Fierro seguiría o no manifestándose fuera de la cárcel, “violando su derecho constitucional de libertad de expresión, asociación y manifestación”.

En este país es más peligroso ser un profesionista que defiende el agua que un criminal o narcotraficante, por lo que colectivos y organizaciones solidarias no han dejado de movilizarse para exigir la libertad inmediata de León. Para unir los esfuerzos, Mexicali Resiste convocó a una movilización internacional por eso y por la defensa del agua y los territorios, para el próximo 14 de mayo. Por León, por el agua y por nosotros.

www.desinformémonos.org

losylasdeabajo@yahoo.com.mx

Tags:
About Author: asbaeza