Print Friendly, PDF & Email

Tomado de jornada

Cinco jóvenes son condenados a 9 años de cárcel; los declaran no culpables de violación

Los hechos ocurrieron en 2016 en las fiestas de San Fermín

Indemnizarán a la víctima
Armando G. Tejeda
Corresponsal
Periódico La Jornada
Viernes 27 de abril de 2018, p. 28

Madrid.

Al grito de «no es abuso, es violación», miles de personas se manifestaron este jueves en varias ciudades españolas en repudio a la sentencia de la Audiencia Provincial de Navarra, que impuso a cinco individuos condenas de nueve años de cárcel y una indemnización de 50 mil euros (un millón cien mil pesos) a la víctima de una agresión sexual grupal.

Los hechos ocurrieron en las tradicionales fiestas de San Fermín, en 2016, y el tribunal se basó en el testimonio de los involucrados –tanto la víctima como los victimarios, estos últimos negaron los hechos– y en un video que registró un fragmento del ataque.

Miles de personas y colectivos feministas salieron a las calles para expresar su indignación por lo que tildaron de «justicia patriarcal» y «machista», sobre todo porque este caso, conocido como el de La Manada, se convirtió en uno de los estandartes del movimiento feminista y tuvo repercusión en medios de comunicación. Algo similar a lo que ocurrió con Los Porkys, en Veracruz, en 2015.

Los jueces mantuvieron en prisión preventiva a los cinco acusados: José Ángel PM; Jesús ED; Ángel BF; Antonio Manuel GE y Alfonso Jesús CE, desde su detención hace casi dos años. El ataque se perpetró durante las fiestas tradicionales de San Fermín, en Pamplona.

La víctima, una joven que entonces tenía 18 años, se encontró en la madrugada con los cinco jóvenes en estado de ebriedad. Tras intercambiar unas palabras, la metieron a un edificio y ahí abusaron sexualmente de ella, mientras se hacían fotos y se grababan riéndose y hasta haciendo mofa de su víctima. Ella, reconoció en el propio tribunal, se limitó a cerrar los ojos, a no pensar y a esperar a que el tiempo pasara y acabara cuanto antes la agresión.

Cuando los miembros de la pandilla que se hacía llamar La Manada finalizaron la agresión, dejaron a la joven en el portal del edificio semidesnuda, y además le robaron su teléfono celular.

Los jueces –tres hombres y una mujer– que integran la Audiencia Provincial de Navarra encontraron culpables a los acusados del delito de agresión sexual, pero no de violación, que según el Código Penal español supone que haya habido de por medio violencia e intimidación. También fueron exculpados de los delitos de robo con violencia (por el celular) y de atentar contra la intimidad de la víctima, por las grabaciones que realizaron.

Tanto la fiscalía como la acusación particular –impulsada por agrupaciones feministas– solicitaron la máxima pena por el delito de violación, que hubiera llevado a una condena de 22 años de cárcel. La sentencia no fue decidida por unanimidad, toda vez que uno de los jueces emitió un voto particular, en el que advirtió que consideraba inocentes de todos los cargos a los acusados porque en la grabación de la agresión él sólo vio «jolgorio» y «regocijo».

En el ámbito de la responsabilidad civil, los cinco condenados deberán pagar una indemnización de 50 mil euros a la víctima. También deberán entregar mil 531 euros al Servicio Navarro de Salud por la atención sanitaria a la chica, tras el ataque. Adicionalmente, fueron condenados a cinco años de libertad vigilada que cumplirán tras la pena privativa de libertad, de la que se descuenta el tiempo que llevan en la cárcel, y a no acercarse a la víctima a menos de 500 metros en un plazo de 15 años.

«Hermana, yo sí te creo», «no es un abuso, es violación» y «justicia patriarcal» fueron los lemas con los que miles salieron a las calles de las principales ciudades del país, con especial afluencia en Pamplona, donde se emitió la sentencia.

El caso de La Manada es similar al que ocurrió en Veracruz en enero de 2015, en la violación grupal que perpetró un grupo de amigos a los que se conoció como Los Porkys y cuya sentencia, en este caso absolutoria, indignó a la sociedad mexicana.

Tanto los abogados de la víctima de la agresión sexual en Pamplona como los de los agresores anunciaron sendos recursos ante el Tribunal Supremo, que podría admitir el caso y cambiar el sentido de la condena.

Tags:
About Author: asbaeza