Print Friendly, PDF & Email

DESAPARICIÓN DE NIÑA TRABAJADORA POBLANA MUESTRA QUE LA INDIGNACIÓN TAMBIÉN ES CLASISTA
EXIGIMOS LA PRESENTACIÓN INMEDIATA DE CLAUDIA CAROLINA ROMERO ACATÉCATL

Claudia Carolina Romero Acatécatl es una niña de 15 años quien tuvo que abandonar sus estudios por las escasas condiciones económicas de su familia. No siempre se puede estudiar cuando la inseguridad económica hace necesario un ingreso más, aunque este sea precario en todos los sentidos. Claudia Carolina trabajaba como niñera de tiempo completo, o sea las 24 horas del día. Por este trabajo la jovencita percibía un salario de 50 pesos diarios cuando el mínimo es de 80.04 pesos. Y no obstante el miserable pago, la patrona, residente en un fraccionamiento lujoso, le daba largas para pagarle sus honorarios.

Cuando Claudia Carolina llegó a la entrada del fraccionamiento, los vigilantes no le permitieron el paso aduciendo que ¡era menor de edad! Lo único que logró fue hablar telefónicamente con su patrona quien de manera despótica y desconsiderada le dijo que no la atendería porque no había sacado el dinero del banco. La indolencia y el desprecio es lo único puntual que los trabajadores reciben de sus patrones, y este caso no fue la excepción.

Su familia se alertó cuando Claudia Carolina no regresaba. Su madre, quien vende comida, hizo el recorrido que debió realizar la joven y obtuvo la información de lo sucedido de parte de los guardias de seguridad del fraccionamiento de Angelópolis; ellos fueron las últimas personas que la vieron ese día.

La madre y el padre -ayudante de albañil- de Claudia Carolina acudían a la Fiscalía General del Estado de Puebla (FGE) para denunciar la desaparición de la joven. Allí les dijeron que fueran el lunes en la mañana para que se les asignara investigador.

El lunes 18 de septiembre, la FGE, comentó a la madre de Claudia Carolina, “tratarán de localizar primero a su novio para verificar si no está con él”. Asimismo, las autoridades le indicaron que se daría celeridad al caso por tratarse de una menor de edad. Hasta ahora esa celeridad no ha llegado.

El martes 19 de septiembre un fuerte sismo relegó a segundo plano el caso de Claudia Carolina. Es una joven pobre, no acude a una universidad de prestigio, no viaja en Cabify, el día de su desaparición no fue a un “antro” sino a intentar cobrar un precario sueldo que le ha escamoteado su patrona, sus familiares no tienen redes sociales… quizá por eso la “sociedad civil”, las feministas y los medios de comunicación no se han volcado en este nefasto caso -tan nefasto como cualquier agresión de odio contra cualquier mujer en cualquier lugar- y se ha mantenido casi en el anonimato.

Los actos de violencia contra las mujeres son parte de una terrible política denominada Terrorismo de Estado. Esta política se encuentra inscrita en una doctrina de carácter mundial denominada Guerra de Baja Intensidad que busca generar en la sociedad un estado de miedo y paranoia permanentes con la finalidad de desmovilizar la lucha popular y, con ello, facilitando los procesos de explotación, saqueo, despojo y deshumanización a los que antepone la confusión, reducción y desorganización del proletariado.

Ante esta guerra y campaña de terror contra nuestro pueblo y contra las mujeres proletarias y campesinas, nuestras organizaciones exigen:

¡¡¡ALTO A LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES DE TODO EL PAÍS!!
¡¡ORGANICEMOS TODOS JUNTOS LA SOLIDARIDAD, CON NUESTRAS HERMANAS DE CLASE!!

¡¡POR LA AUTODEFENSA ORGANIZADA Y REVOLUCIONARIA DE LA MUJER PROLETARIA JUNTO A SUS HERMANOS DE CLASE!!

Frente Oriente

Tags:
About Author: asbaeza