Print Friendly, PDF & Email

Israel bombardeó la franja de Gaza este miércoles por sexto día consecutivo y dejó saldo de al menos dos ciudadanos palestinos, ante el supuesto lanzamiento de un cohete contra el territorio israelí.

De esta forma, el pueblo palestino sufre nuevamente una acción desmedida de parte de Israel, que respondió con un ataque a un «almacén de armamentos» ante el supuesto lanzamiento de un cohete desde Gaza.

El ataque tuvo lugar poco después de medianoche en el norte de Gaza, cerca del campo de refugiados de Yabalia.

Según el Gobierno israelí, grupos opuestos al movimiento palestino Hamás, que gobierna en Gaza, son los responsables de los últimos disparos de proyectiles del tipo Al Kasam contra Israel.

Pese a que estos cohetes son fabricados a partir de trozos de tuberías y rara vez causan víctimas, Israel siempre procede a una respuesta militar de mayor envergadura causando la muerte, en la mayoría de las ocasiones, a civiles palestinos.

A finales del año 2008 y principios de 2009, Israel lanzó una ofensiva contra Gaza que causó unos mil 400 palestinos muertos, en su mayoría civiles.

Tenso clima por asentamientos

Estos seis ataque de Israel contra el pueblo palestino se producen cuando hay una tenso clima en esa zona del Medio Oriente, derivado de la pretensión de Israel de construir mil 600 viviendas en territorio palestino ocupado en Jerusalén Este, lo cual ha sido tajantemente rechazado por la Autoridad Nacional Palestina (ANP).

Pese a la presión de la comunidad internacional, Israel no ha cedido en detener ese proyecto de expansión sobre territorio palestino ocupado y, por el contrario, ha anunciado que su intención colonizadora no ha sufrido cambios.

Sin embargo, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se encuentra en Estados Unidos, cuyo presidente, Barack Obama, ha exhortado al Gobierno de Israel a detener la construcción ilegal de asentamientos en suelo palestino.

El pasado martes, Netanyahu se reunió por espacio de 90 minutos a puertas cerradas con Obama en Washington para dialogar sobre el tema, pero no se hicieron públicos los resultados de ese diálogo.

Los planes de expansión de los asentamientos de Israel amenazan con hundir un difícil acuerdo con los palestinos para participar de conversaciones indirectas, pero la Autoridad Nacional Palestina (ANP) exige el cese de la colonización antes de reanudar las discusiones.

Netanyahu participó el día lunes en reunión anual del Comité de Asuntos Públicos Americano-Israelí (Aipac, por su sigla en inglés), el lobby de apoyo a Israel en el Congreso estadounidense, y arremetió contra la exigencia de Estados Unidos sobre la construcción de viviendas para judíos en Jerusalén Este.

Ante la postura estadounidense, Netanyahu dijo ante el Aipac que «el pueblo judío construía Jerusalén hace tres mil años y el pueblo judío construye Jerusalén hoy. Jerusalén no es un asentamiento. Es nuestra capital».

El pasado 9 de marzo, el Gobierno israelí anunció que emprendería la ejecución de un proyecto para la construcción de mil 600 viviendas para judíos en Ramat Shlomo, un asentamiento israelí en el territorio palestino ocupado de Jerusalén Este.

About Author: asbaeza