Print Friendly, PDF & Email
Foto de archivoFoto de archivo

El Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP) denunció la intromisión abierta del embajador de Estados Unidos Hugo Llorens en los asuntos internos de Honduras y las maniobras para dividir al movimiento antigolpista.

Carlos H. Reyes, dirigente sindical y uno de los líderes del FNRP, reveló el incremento de la persecución y de las campañas para debilitar al Frente, desde que la organización se declaró como una instancia política para la lucha por la toma del poder.

“Ya estamos viendo al embajador de Estados Unidos dirigiendo a ministros, militares y al mismo presidente, e interviniendo en los asuntos internos del país”, declaró Reyes.

Tal y como John Negroponte en la década de 1980, Hugo Llorens gobierna desde la avenida La Paz, hace política, toma decisiones, ordena y conspira, asegura hoy en un editorial el periódico El Libertador.

El rotativo se refiere a los encuentros mantenidos por el diplomático con miembros del Partido Liberal adheridos al movimiento de resistencia y con otras organizaciones con el objetivo de dividir al FNRP.

“El Frente sufre estos días los ataques del procónsul. La estrategia es repetida: divide y reinarás”, señala el periódico.

Un reciente comunicado del movimiento popular afirmó que Estados Unidos, mediante su embajador, intenta darle legitimidad al gobierno de Porfirio Lobo a través de un falso diálogo nacional rechazado por la mayoría de la población.

“Llorens se encuentra haciendo un trabajo de división en el país, pretendió dividir a la resistencia, pero no le ha salido bien su trabajo sucio”, dijo Juan Barahona, coordinador nacional del Frente.

El FNRP ha reiterado su desconocimiento al gobierno de Lobo y la disposición de convocar a una consulta popular en torno a una Asamblea Nacional Constituyente el 28 de junio, cuando se cumple el primer aniversario del golpe de Estado.

About Author: asbaeza